Cátedra Azril Bacal Roij

SABERSINFIN

Abel Pérez Rojas*

“Hay seres tan libres que a su pesar tienen que habitar un cuerpo, porque si no, vivirían en todas partes”.

Con la reciente iniciativa de conformar la Cátedra Azril Bacal al seno del Círculo de Escritores Sabersinfin, se pone la semilla para generar un espacio fraterno de análisis, diálogo e intercambio artístico de acuerdo a los principios de la cultura de paz.

¿Quién es Azril Bacal Roij?

Para mí, Azril Bacal Roij es un ser libre que tiene que habitar en algún cuerpo, que tiene que vivir en algún lugar, que tiene que constreñirse a las limitaciones propias de la materia, porque de lo contrario viviría en todas partes, pero a la vez en ninguna; con la certeza de que siempre permanecería –porque así lo hace- en donde se defienden causas justas, nobles y pacíficas.

Azril es una combinación de académico, viajero y bohemio.

Como académico es investigador del Departamento de Sociología de la Universidad de Uppsala, Suecia. Es miembro del Instituto Paulo Freire, São Paulo, Brasil. Es catedrático investigador del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE), en México.

Azril ha escrito e investigado profusamente sobre diversos temas relacionados con la educación y las ciencias de la convivencia humana.

Bacal es un viajero constante, de nacimiento peruano, ha sembrado lazos fraternos en Brasil, México, Estados Unidos, y por supuesto, Suecia, su nación de residencia desde hace varios años.

Conocí a Azril Bacal hace ya varios años CIPAE, fue mi profesor en el doctorado en Educación Permanente. Entablamos algunos diálogos, pero quién diría que ya sin tener vínculo académico formal, entablaríamos una entrañable amistad que se ha visto fortalecida en el ámbito de la creatividad artística.

Él es un lector voraz, amante de la armónica y espléndido escritor de haikus y tankas.

En la medida de lo posible publicamos en Sabersinfin.com su obra literaria a la par de como la va cocinando y compartiendo generosamente.

En enero del 2017 Azril apadrinó en sus inicios al Círculo de Escritores Sabersinfin.

En aquella ocasión –la última vez que lo he visto presencialmente-, Azril charló sobre la educación para la paz, los desafíos planetarios y nos compartió su más reciente libro: Refracciones Itinerantes.

Hace poco más de tres años Azril nos dijo un breve mensaje que tiene tal vigencia, que pareciera fue pronunciado hace unas horas:
“Es vital informarse en tiempos de resistencia con una visión crítica, porque no obstante que hoy día las nuevas tecnologías nos han acercado, de cierta manera existe una gran desinformación del origen y las causas de muchos de los acontecimientos que nos preocupan; si estamos desinformados podemos ser presas fáciles del miedo, del odio o del fanatismo”.

En aquellos días había una enorme preocupación en el ambiente por el arribo de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, hoy eso ha pasado a un menor rango de atención, porque ahora, el Covid-19 y sus repercusiones económicas y geopolíticas, es el foco de atención mundial.

En aquella ocasión también nos dijo a los presentes algo que cobra un significado impresionante, a la luz del confinamiento voluntario y la distancia que debemos guardar como medidas preventivas ante el coronavirus:

“es necesario que la humanidad deje sus diferencias a un lado y que poco a poco, a veces en micro escenarios, vaya restituyendo el tejido social desarticulado por el capitalismo atroz y voraz, por eso son importantes las iniciativas como las que viene desarrollando Sabersinfin.com desde hace diez años y que ahora podemos ver como un movimiento cultural de Puebla para el mundo”.

Es un verdadero lujo que Azril Bacal Roij acceda a que instauremos en el Círculo de Escritores Sabersinfin una cátedra que lleve su nombre, porque esto permitirá crear un espacio para todos, y que, seguramente será un manantial en estos días que estamos viviendo.

Enhorabuena por Azril Bacal, porque la instauración de esta cátedra es un modesto homenaje a su trayectoria.
Felicidades para todos quienes aprovechemos del saber y la calidad humana de un ser libre que tiene que habitar en algún cuerpo, que tiene que vivir en algún lugar, que tiene que constreñirse a las limitaciones propias de la materia, porque de lo contrario viviría en todas partes, pero a la vez en ninguna; con la certeza de que siempre permanecería –porque así lo hace- en donde se defienden causas justas, nobles y pacíficas.

Nos vemos en mi próxima entrega. Hasta entonces.

@abelpr5
*Escritor y educador permanente. Dirige Sabersinfin.com

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz