Socorristas dan su vida por ayudar al prójimo

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Región.- En el marco del Día Nacional de Protección Civil, es de reconocer a los hombres y mujeres que se preparan para salvaguardar la seguridad, el patrimonio y la vida de las y los ciudadanos en la región, y cada municipio cuentan con elementos para dar respuesta rápida.

Es de recordar que fue el 19 de septiembre de 1985 que se marcó el inicio de una nueva etapa para México, luego de que un terremoto de 8.1 en la escala de Ritcher devastó la capital del país. Ello derivó en la formación de un grupo de voluntarios y voluntarias que trabajaron coordinadamente en las acciones de búsqueda y rescate de víctimas.

La necesidad de personal especializado, dio paso a la formación de varias unidades de Protección Civil, quiénes de esa fecha a la actualidad está institución tiene la facultad para realizar acciones de búsqueda, localización, rescate y auxilio a la población.

Además de proporcionar atención médica y prehospitalaria, previsión de servicios sanitarios, apoyo de personas damnificadas y colaboración para brindar refugios temporales.

En la región centro, existe personal de Protección Civil capacitado, la mayoría son Técnicos en Urgencias Médicas, así como en otras áreas de rescate y auxililo, y constantemente se están capacitando.

La región centro, es conocida por que se han registrado incidentes que han marcado la vida de quiénes llevan años en esta labor, como el director de Protección Civil de Río Blanco Pablo Ramos Huerta, quien vivió la Barrancada del 2003 en Nogales, y una serie sucesos a lo largo de los años.

De la misma manera, el Coordinador Regional de Protección Civil José Luis Palma Déctor ha sido testigo y participado en los diferentes sucesos y capacitación a los diferentes grupos de Protección Civil Municipal por años.

Por ser una zona de municipios conurbados Ciudad Mendoza, Nogales, Río Blanco, Huiloapan de Cuauhtémoc, Acultzingo e Ixtaczoquitlán tienen zonas de alto riesgo, en donde constantemente se han presentado situaciones de riesgo.

Año con año, se atienden desde inundaciones en viviendas, caída de árboles, bardas, crecida de ríos, fugas de gas, accidentes viales, accidentes en la autopista Córdoba – Puebla, sismos, rescates, descarrilamiento del ferrocarril, desgajamiento de cerros, entre otros.

Por lo anterior, es un reconocimiento a las labores de rescate y apoyo a la población que realiza personal en cada municipio, incluso arriesgando su vida.

Cada año, recuerdan un 19 de septiembre con un Macro Simulacro en donde participan las diferentes a unidades de emergencia, sin embargo, este año por la pandemia a causa del covid-19, ha sido suspendida, no con ello, se recuerda y reconoce el trabajo de quiénes son parte de la Protección Civil.