Orizabeños olímpicos

Hay leyendas orizabeñas del deporte que tiene ya su lugar ganado en la historia al haber contendido en los Juegos Olímpicos, conoce la lista dorada aquí

Mary Chuy Rodríguez
El Mundo de Orizaba

A lo largo de la historia, el deporte orizabeño ha estado marcado con importantes leyendas, quienes han tenido la oportunidad de representar a la hermosa Pluviosilla en eventos importantes, pero seis orizabeños son quienes han grabado sus nombres en letras doradas al estar presentes en Juegos Olímpicos, considerada la justa más importante del orbe.
En datos históricos que se encontraron tanto en hemerotecas como portales electrónicos y pláticas con algunos familiares de las leyendas, aparecen los nombres de Ernesto Sota García, Esiquio “Chico” Cerrilla, Luis “Oso” Cerrilla, Juan Terrazas, David Pimentel y Ricardo Arana Labardini, oriundos de Orizaba que en su momento asistieron a las Olimpiadas.

Ámsterdam 1928
La internacionalización del balompié mexicano comenzó con el debut de la selección nacional en un certamen oficial, al participar en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928, abanderada la delegación por el presidente de la Federación Humberto Garza Ramos.
De los 17 seleccionados estaban los orizabeños: Ernesto Sota, Esiquio “Chico” Cerrilla, Luis “Oso” Cerrilla y Juan Terrazas, quienes salieron el 6 de mayo de 1928 en tren rumbo a Nueva York, bajo el mando del entrenador Alfonso de la Vega.
México fue derrotado por siete goles contra uno, aunque se defendió con gallardía hasta los últimos minutos.

Ernesto Sota

Con un importante talento nato Ernesto Sota fue uno de los más destacados, pues además de estar en los Juegos Olímpicos también estuvo en las filas del América siendo campeón golpeador en las Temporadas 1924-25 con 10 anotaciones y la 1927-28 con 16. En esa ocasión, Sota se convirtió en el primer jugador del equipo en en meter 5 goles en una sola tarde frente al Asturias.
Más tarde tras su regreso de Ámsterdam en la Temporada 1929-30 se proclamó por tercera ocasión como máximo artillero con 12 dianas, siendo parte esencial del equipo en la década de los años 20 al contribuir el tetracampeonato. Siempre fue un referente al ataque, anotando incluso en duelos decisivos como en la final de la campaña 1925-26 en la que su gol trajo esperanza a la escuadra crema.
Además estuvo en la Copa del Mundo de 1930 con el combinado mexicano nuevamente.

David Pimentel Mcconish
Recordado por ser el único orizabeño que en su momento se especializó en levantamiento de pesas, David Pimentel asistió en 1952 a los Juegos de Verano de Helkinsin, donde compitió en la categoría Medio, de acuerdo a la información que está en la página del comité olímpico internacional en los preliminares luego de levantar 197 kilogramos se colocó en la novena posición a nivel mundial.
Aunque al término de la prueba aparece en el sitio 21 de 21 competidores con la marca de abandono de competencia por lo que se presume que posiblemente pudo haberse lesionado y quedar fuera de la prueba.

Ricardo Arana Labardini
Siempre ligado al deporte desde pequeño, Ricardo Arana en 1986 tuvo la oportunidad de ser uno de los jóvenes atletas que portaran el fuego Olímpico en su paso por la región, con rumbo a la Ciudad de México, mismo recorrido que en el 2018 recordó al lado de sus compañeros por el 50 aniversario.
Jamás imaginó que para 1972, en Múnich, Alemania, justa que quedó marcada en la historia del deporte por los ataques que se dieron en contra de las delegaciones nacionales, conocidos también como los Juegos de Sangre, estaría presente el orizabeño como parte del equipo técnico y deportivo de remo.
Si bien se habla de que tal vez algún otro orizabeño en la historia del deporte asistió a Juegos Olímpicos, no existen datos específicos impresos ni digitales de ello.

Los aros
6
Orizabeños han estado en Juegos Olímpicos
1928
Asistió Ernesto Sota, Esiquio “Chico” Cerrilla, Luis “Oso” Cerrilla y Juan Terrazas.
1952
Fue David Pimentel
1972
Ricardo Arana viajó

Búsqueda
La trascendencia de la justa mundial hace que actualmente los nuevos talentos sueñen con asistir por lo que posiblemente en algunos años incremente la lista de orizabeños en este certamen.