Instalan un tope para ‘frenar inundaciones’

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Vecinos de la Norte 14 que llevan dos inundaciones durante el mes, están inconformes ante la solución que les dio el Ayuntamiento de Orizaba, pues dicen que la colocación de un tope en la Oriente 25A no resuelve el problema.
Gabriela Gutiérrez, una de las informes, expuso que tras acudir al Palacio Municipal a pedir una solución por parte de las autoridades ante este problema de inundación, la respuesta que tuvieron el viernes pasado fue únicamente la colocación de un tope para supuestamente contener el agua y evitar inundaciones.
Los vecinos de la calle Norte 14 con Oriente 25, que llevan años inundándose señalan que esta no es la solución y consideraron una burla de parte de la autoridad municipal.
Aseguran que a ellos les afecta, cuando llueve, el agua que baja de la Norte 14 y Oriente 31. Y justo en Norte 14 y Oriente 25 se forma una laguna que se estanca y el agua sube hasta un metro, lo que genera inundaciones al interior de las viviendas de al menos 15 familias.
Lamentaron que las autoridades municipales hayan dado una resolución ineficiente a un problema de inundación que llevan por años y aunque se han hecho obras, como alcantarillado, no han sido suficientes para contener una inundación.
Mucho menos un tope va a funcionar para evitar que el agua baje ya que fue colocado incluso en una calle arriba donde no llega el agua.
Los inconformes piden una audiencia con el alcalde Igor Rojí López, para que conozca de viva voz el problema que viven en tiempos de lluvia y vea que la solución no es la colocación de un tope.
Los vecinos ya se organizan para comprar costales y llenarlos de arena, y cuando empiece a llover colocarlos en las calles de donde baja el agua para evitar que se siga acumulando y los inunde.