Las heridas se curan con solidaridad

A 35 y 3 años de los sismos de la Ciudad de México es importante recordar que la ayuda de la gente siempre está presente cuando más se necesita

Carolina Muñoz

Colaboración

Los sismos del 19 de septiembre de 1985 y el del 2017, abrieron heridas entre la población de Orizaba que recordó la tragedia que les tocó enfrentar en el sismo ocurrido en 28 de agosto de 1973.

Hoy a 35 años del terremoto del 28 y a 3 del 2017, México tendrá una conmemoración más simbólica que física, pues normalmente se realizan macro simulacros para recordar ese día y resaltar la Protección Civil, sin embargo, la contingencia sanitaria del Covid ha originado que muchos de los eventos se cancelen, pero eso no significa que la fecha se olvide.

Es por eso que hoy te dejamos un recuento de lo vivido, con el propósito de no olvidar, pero al mismo tiempo agradecer que estamos vivos, que a pesar de la contingencia, las crisis y demás problemas, el pueblo de México ha logrado levantarse siempre.

Memoria de 35 años

El 19 de Septiembre de 1985, alrededor de las 7:20 a.m. inició el sismo, a esa hora ya estaban abiertas algunas escuelas, muchas personas ya iniciaban sus labores y actividades.

En Orizaba se sintió fuerte la sacudida, aunque no se comparaba con el sismo que hubo en 1973 y a diferencia de éste, ahora las personas ya sabían un poco más acerca de las medidas de seguridad que tenían que llevar a cabo como no correr, no gritar, no empujar, dónde resguardarse y qué puntos del lugar en donde se encontraban eran los más seguros. 

“Sin duda fue un susto grande para los ciudadanos de Orizaba y la región pero lo fue aún más para los habitantes de la Ciudad de México, donde fue una tragedia, hubo miles de personas afectadas por el desastre, muertos, damnificados y edificios destruidos”, relata una maestra que vivió ambos sismos en Orizaba.

Memoria de 3 años

La historia se repitió hace 3 años, cuando un sismo sorprendió a los orizabeños el 19 de septiembre de 2017, al rededor de las 13:00 horas. Después de haber realizado el macrosimulacro de cada año en México a partir del temblor de 1985 para recordar esta fecha. Ya todos se encontraban haciendo sus actividades cotidianas cuando se comenzaron a sentir fuertes movimientos que provocaban un leve vaivén de cables, edificios, carros, y que generaron temor entre la gente, pero aún así no hubo daños de gravedad ni muertos en la región. 

“Recuerdo que todos nos sacamos de onda porque acabábamos de hacer el simulacro y de pronto veo que todos empiezan a salir y sentí que se me movió el piso… primero no entendía y después ya me dio miedo de que fuera algo peor”, cuenta Berenice, empleada de una tienda de telas del centro de la ciudad.

Sin embargo, para la Ciudad de México no fue el mismo caso, pues la historia se repetía, el miedo los invadió, las calles se encontraban con edificios colapsos, personas muertas, damnificados, automóviles dañados por los escombros de las casas que caían sobre ellos, gente herida, un escenario similar al que dejó el temblor de 1985.

La humanidad

Una vez que pasó el temblor y a pesar de las desgracias ocurridas, los ciudadanos empezaron a movilizarse y ayudarse unos a otros. En Orizaba, así como en todo el país las calles ahora se llenaban de solidaridad.

En la Ciudad de México había personas que hacían cadenas para quitar los escombros, mientras otras recolectaban agua comida, medicinas, cobijas, cualquier cosa que pudiera ayudar.

Asociaciones Civiles, fundaciones, Cruz Roja y sistemas DIF de la ciudad abrieron centros de acopia e incluso hubo quienes se fueron a participar en las acciones de rescate, demostrando que la solidaridad siempre une a México.

Es por eso que hoy, ante dos fechas que han marcado al país, es importante no olvidar que México siempre sale avante gracias a la fuerza del pueblo.

No olvidar

Según datos de la Comisión para la Reconstrucción del Gobierno capitalino actualizados al 31 de julio:

20

Mil damnificados dejó el sismo de hace tres años.

7 mil

774 inmuebles resultaron dañados por el sismo del 2017.

Reconstrucción

La Comisión para la Reconstrucción de la capital apunta que a 3 años del sismo:

Se entregarán 7 mil 200 viviendas unifamiliares

Se han entregado ya 100 edificios de condominios, pero aún falta un 25% por entregar