Crece sin control basurero regional

De la Redacción

Cuitláhuac.- Pese a que la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) aplicó algunas restricciones al basurero regional por encontrarse a su máxima capacidad, vecinos denunciaron que se sigue permitiendo arrojar desechos de manera indiscriminada.
Tras el incendio que se registró en febrero del año pasado y tardó más de dos semanas en apagarlo, la Sedema determinó que los municipios concesionados para arrojar sus residuos deberían separarlos en orgánicos e inorgánicos, pero la instrucción solo fue acatada un par de meses y después los administradores del lugar continuaron con las malas prácticas.
“La preocupación es que el basurero sigue abierto, todos los días llegan camiones a tirar basura, es algo que no se va a terminar, los escurrimientos de lixiviados que están almacenados es lo más grave con estaslluvias, queremos que autoridades ambientales atiendan el caso, pues en realidad no sabemos de dónde traen la basura”, denunció una vecina quien junto con un grupo de inconformes de la localidad La Primavera, amenazan cerrar la carretera federal Cuitláhuac-Veracruz como lo hicieron el año pasado.
Esto ha generado que los montones de residuos aumenten todos los días y el escurrimiento de lixiviados sea la principal contaminación de los mantos acuíferos y el subsuelo de la zona, denunció un grupo de vecinos, que pidió a la Secretaría del Medio Ambiente una inspección urgente al predio que alberga el basurero regional, pues tras el hermetismo que guardan, desconocen qué ayuntamientos continúan depositando su basura.
Recordó que el 19 de febrero de 2019, inspectores de la Sedema clausuraron el basurero, se comprometieron a que dejaría de funcionar, sin embargo poco tiempo después reabrió sus puertas y diariamente ingresan varios camiones cargados con decenas de toneladas de desechos y se desconoce de dónde provengan, debido a que el acuerdo fue que sanearían el terreno tras encontrarse a su máxima capacidad.