Operan a Sebastián tras ataque canino

Jazmín Suazo
Diario El Mundo

Córdoba.- Sebastián, el pequeño de siete años atacado por un perro pit bull en la colonia Los Lienzos 2, fue intervenido quirúrgicamente por las lesiones que recibió en el rostro; y a casi dos días del hecho ningún adulto ha reclamado por los menores, por eso se interpuso una denuncia por omisión de cuidados y lesiones contra quien resulte responsable.
El procurador municipal de protección a niñas, niños y adolescentes del DIF de Córdoba, Omar Contreras Guzmán, dijo que ya se interpusieron las denuncias correspondientes contra quien resulte responsable ante la Fiscalía Regional, que en este caso se podría tipificar los delitos de omisión de cuidados y lesiones.
El sábado por la noche Sebastián fue intervenido en el hospital, y actualmente está estable y en recuperación; mientras que su hermano Fernando de 8 años se encuentra en asistencia social.
Sebastián presenta lesiones en el rostro y es por eso que fue intervenido quirúrgicamente, “en una labor titánica para los médicos”, destacó el procurador.
“No ha habido familiares que vengan a preguntar por ellos, nosotros continuamos con la búsqueda, desafortunadamente los menores sólo dicen que sus papás son del estado de Puebla y no nos refieren más datos; continuamos con la búsqueda y localización de familiares. Hay un tercer menor, los niños manifiestan que es su primo, pero no lo podemos hallar, según tiene 13 años”, dijo el procurador.
Contreras Guzmán, refirió que debido a que los menores aún se encuentran en estado de shock aún no han dado más datos sobre su vivienda y familiares, aunque por el momento el área psicológica intervendrá, pues no los quieren presionar.
“Lo primordial es que se recupere el lesionado, y el pequeño que está bien lo que se busca es que salga de ese cuadro de shock. Conforme vayan avanzando las diligencias podremos ver contra quién se tiene que hacer la acción penal”, explicó Omar Contreras.
De acuerdo al Código Penal de Veracruz, el delito de la omisión de cuidados puede tener una pena de cinco a siete años de prisión y debido a que las lesiones que recibió Sebastián son de primer grado y por la gravedad, aún se debe esperar que las califique un médico legista y es como se tendrá una probable sanción a los responsables.