Caerán en pobreza 176 millones: ONU

AGENCIAS

Estados Unidos.- La recesión económica provocada por la pandemia del coronavirus no tiene precedentes en tiempos de paz desde la Gran Depresión, una gran crisis financiera mundial que tuvo lugar durante la década de 1930, afirmó en un informe publicado este viernes Olivier De Schutter, relator especial de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos.
El experto independiente de la ONU advirtió a los líderes mundiales que “las peores consecuencias de la crisis sobre la pobreza están aún por venir”.
De Schutter subrayó que otros 176 millones de personas podrían caer en una situación de pobreza, en caso de que se utilice una línea de pobreza de 3.20 dólares al día. Esto significa un crecimiento de 2.3 puntos porcentuales en la tasa de pobreza en comparación con un escenario sin la pandemia.
Según su informe, más de mil 400 medidas de protección social, adoptadas desde el inicio del brote por distintos gobiernos, resultaron en gran medida insuficientes.
“Las redes de seguridad social implementadas están llenas de agujeros”, apuntó el experto y agregó que estas medidas en general son “cortoplacistas”, mientras “su financiación resulta insuficiente”.
Además, declaró que muchas personas “más empobrecidas”, quienes “están en condiciones laborales precarias o sin domicilio permanente”, resultan excluidas de los programas de protección social. “Numerosos programas también requieren que las solicitudes se completen en línea, lo cual de facto excluye a amplios grupos de la población sin acceso a Internet o con bajas competencias digitales”, añadió.

Israel volverá
a confinarse

El gobierno israelí aprobó ayer un cierre total de tres semanas para frenar la segunda oleada del coronavirus, que golpea con fuerza el país desde mayo y que alcanzó en la última semana uno de los índices de morbilidad más altos del mundo.
A partir de este viernes, los israelíes no podrán salir a más de 500 metros de su domicilio, los comercios no esenciales permanecerán cerrados y no podrán juntarse más de diez personas, entre otras restricciones.
Las autoridades sanitarias advirtieron de que habría un nuevo confinamiento si se superaban los 2 mil positivos diarios. Se superaron durante semanas, y señalaron entonces que esperarían a ver si bajaban.
Ayer, tras superarse la semana pasada los 4 mil contagios en 24 horas, con los hospitales encaminados a la saturación y la cifra de casos graves en alza, el confinamiento finalmente se convirtió en realidad.
En principio serán tres semanas, del 18 de septiembre al 9 de octubre y, tal como sucedió con el cierre de abril durante la festividad de Pésaj (Pascua), coincidirá con tres celebraciones religiosas muy importantes: Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), Yom Kipur (Día del Perdón) y Sucot (los Tabernáculos).