Ante crisis, venden sus camiones

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

En la región, al menos 10 transportistas se han visto obligados a vender sus unidades derivado de la falta de ingresos por la pandemia, pues se mantuvieron con ingresos muy bajo, señaló Aldo Romero Lezama delegado regional de Amotac.

Durante los meses que lleva la pandemia por covid-19, el gremio transportista ha sufrido perdidas millonarias, pues aunque el trabajo no frenó en definitiva, sí hubo una considerable disminución de viajes, lo que redujo sus ingresos y con ello sus carencias, viéndose en la necesidad de vender sus unidades.

Señaló que en la región, la persona que tenía uno, dos o tres vehículos, se vio en la necesidad de vender alguno, o todos, para poder salir con sus compromisos que tenían pendientes, y no para chatarra, en esta situación se vieron afectados al menos diez transportistas.

“Nos disminuyó mucho el trabajo, pero no se quedaron parados completamente, los únicos que nos quedamos parados fuimos el turismo, completamente detenidos desde el mes de marzo a la fecha”, apuntó.

Romero Lezama dijo que de las tres modalidades de transporte, dos resultaron mayor afectadas, que son las de carga y el de pasaje, pues los viajes disminuyeron considerablemente, y fueron los que se vieron en la necesidad de vender unidades ante la falta de ingresos para la manutención de sus familias, que aunque en un principio lo sostuvieron, llegó el momento en que ya no pudieron.