Se fortalecen desde el hogar

Mary Chuy Rodríguez
El Mundo de Orizaba

Regresar con más fuerza para continuar poniendo en alto a Orizaba, es el reto del equipo Jaguares de baloncesto, que aunque por el momento no podrán regresar a lo entrenamientos presenciales, no dejan de trabajar desde casa.
El profesor Ismael Lozada, quien es el responsable de este proyecto que se desarrolla a través del DIF municipal de Orizaba, explicó que como club ya cuentan con 90 elementos que van desde infantiles hasta juveniles.
Explicó que hace algunas semanas se acercaron a las autoridades deportivas para solicitar la apertura de los auditorios, quienes le informaron que por el momento únicamente podrán hacer uso de ellos deportistas mayores de 18 años, con la idea de salvaguardar la integridad de los infantes que pudieran ser más vulnerables.
Resaltó que desde el inicio de la pandemia, se adaptaron a trabajar de manera virtual, por lo que la mayoría de los basquetbolistas continúa preparándose desde casa, con entrenamientos básicos así como charlas motivacionales que les ayuden a mantenerse tranquilos.
Aunque reconoció que luego de casi seis meses de sólo actividad en casa, el nivel de sus jugadores se verá mermado pues no es el mismo trabajo intenso y especializado que suelen desarrollar en la cancha durante las sesiones presenciales.
Por el momento los jugadores no tienen una fecha específica para regresar a la duela, pero el entrenador ya ha planeó los protocolos que deberán cumplir como filtros sanitarios a la entrada y salida, uso obligatorio de cubrebocas junto con gel antibacterial, además de que los entrenamientos sólo serán en grupos de 10 niños.

Dato
Las inscripciones para unirse a las filas del club Jaguares estarán abiertas a partir de que autoridades den a conocer el regreso a la actividad, los interesados podrán registrarse en las oficinas de DIF municipal.