Pandemia aumenta riesgo de suicidio

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

El 37 por ciento de llamadas de amenazas de suicidio en la región provienen de ciudadanos de Córdoba, datos a partir del C4. En el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la psicoterapeuta Zaida Ruiz Trujillo indicó que debido a las tensiones que origina la pandemia, la salud mental de la población se deteriora por lo que los casos de depresión y el riesgo de suicidio podrán aumentar.
Cada 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios. Cada día hay casi 3 mil personas que ponen fin a su vida, y al menos 20 personas intentan suicidarse por cada una que lo consigue.
En México, según datos a partir del INEGI, tan sólo en el 2018 un total de 6 mil 808 personas lograron quitarse la vida, en tanto el estado de Veracruz en ese año 253 personas lo hicieron, por lo que la colocó como una de las ocho entindades con mayor incidencia en este problema de salud pública.
De estos incidentes, los hombres tuvieron mayor presencia en comparación con las mujeres, registrando 203 suicidios contra 50 que cometieron ellas, es decir, un 80 y 20 por ciento respectivamente.
El suicidio se presenta en casi cualquier edad. Según la base de datos del INEGI hasta 2018, los jóvenes veracruzanos de 20 a 24 fueron los que más incurrieron con 35 casos, seguido del grupo etario de 60 años y más con 30 registros.
En Córdoba, el deterioro de la salud mental se ha deteriorado luego de la pandemia. Datos a partir del Centro de Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) de la Secretaría de Seguridad Pública revelan que se han reportado al 911 un total de 10 suicidios, nueve de ellos registrados de abril a julio.
Dicho centro de atención de emergencias atiende 18 municipios de la región, el cual ha recibido hasta julio 35 llamadas de emergencia por suicidio, esto significa que Córdoba es un epicentro de emergencias de suicidio.
Además, hay un sector importante que ha intentado quitarse la vida. En la región se han registrado 54 llamadas de emergencia por amenaza de suicidio hasta el 15 de agosto, 20 de estas se concentran en Córdoba, es decir, el 37 por ciento.

Un panorama desolador

Para la psicoterapeuta Zaida Ruiz Trujillo, los casos de depresión siguen en aumento a partir de la contingencia sanitaria, por lo que advirtió que no disminuirán hasta que al menos regrese una normalidad lejos de la situación de pandemia.
“En este transcurso de que regresamos a rescatar los mayores hábitos, las personas se van a estar enfrentando a los rezagos, a los residuos de estas pérdidas que han tenido en la cuestión económica, afectivas, de vínculo. Se espera que incluso haya más un incremento de depresión y se suicidios”.
La especialista refirió que la pérdida de personas, ingresos y una vida rutinaria anterior a la crisis sanitaria, toda la población se vuelve vulnerable para enfrentar estas dificultades.
Mencionó que la soledad en la que se encuentran algunas personas, el aislamiento involuntario, el miedo a contagiarse de Covid y/o la angustia a perder el trabajo o fuente de ingresos ha hecho que los ciudadanos sean más propensos a cuadros de depresión o ansiedad.
“Las autoridades sanitarias deben de atender en la medida de lo posible resolver estas cuestiones. Lo más grave es la compleja situación económica y el aumento de contagios que puede llegar a afectar para sufrir depresión y ansiedad”.
Recomendó que para salir de la ansiedad es ir reconociendo y enfocarse lo que aún se tiene, familia, trabajo, recursos, salud, y no fijarse en las pérdidas que origina un sentimiento de vulnerabilidad y por ende de ansiedad.