Explotan piperos el río Chiquihuite

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Paso del Macho.- Ecologistas detendrán la sobreexplotación que provocan dueños de pipas que toman agua del río Chiquihuite y la venden en más de mil pesos el viaje, este problema se convirtió en una amenaza para el afluente que dota del vital líquido a más de cinco mil familias de la región.
Jesús Castro, integrante del grupo de voluntarios que cuida el afluente, reclamó que la Comisión Nacional del Agua únicamente otorgó concesiones a la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) de Paso del Macho y Unidad de Riego Chiquihuite un volumen menor a 200 litros por segundo para ambos, sin embargo no autorizó que dueños de pipas carguen el líquido y menos para su venta.
Una inspección arrojó que diariamente llegan a cargar agua unas veinte unidades con capacidad de 15 y 20 mil litros que comercializan hasta en mil pesos en colonias donde carecen del servicio, lo que significa que lucran con el suministro, pues dijo que se trata de empresas particulares que negocian con la corriente del río que desde el año pasado presenta una baja del 20 por ciento del caudal.
“Les tenemos que poner un alto a los dueños de pipas que hacen negocio con el agua, pedimos el respaldo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que gire un escrito a las autoridades municipales de Atoyac y Paso del Macho para que destinen policías que un cuiden la zona de carga, de lo contrario van a secar el río”, señaló el ecologista.
Aunque desde hace unos meses, un grupo de voluntarios que realiza guardias permanentes en el afluente, exhorta a quienes acuden a cargar el vital líquido a que se retiren, por no tener permiso para vender el agua, son ignorados pues carecen de autoridad, por lo que pidió la intervención de la Conagua para proteger el espacio al que ingresan libremente.