Arriesgan su vida por evitar puente

Para “evitar la fatiga” y ahorrarse unos minutos, peatones y comerciantes prefieren arriesgarse y cruzar la carretera y no utilizar el puente peatonal a un costado del Hospital Regional

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Río Blanco.- Por evitar los escalones prefieren arriesgar su vida al cruzar a un costado del puente peatonal del Hospital Regional de Río Blanco (HRRB), pese a que es una zona donde circula un gran número de unidades vehiculares de carga pesada, por estar a metros de la entrada y salida de la autopista Orizaba-Puebla.
Ciudadanos y comerciantes que expenden sus productos y ofrecen sus servicios en las inmediaciones del nosocomio, prefieren no utilizar el puente peatonal que ahí existe, el cual fue instalado para evitar atropellamiento en esta vialidad de mayor afluencia.
Por falta de iluminación en el lugar y tener que dar seguridad a quienes tenían que cruzar a medianoche la carretera, autoridades determinaron la instalación del puente, para seguridad de vecinos, comerciantes, familiares y pacientes que arriban al hospital.
Sin embargo, ante el gran número de escalones, existen personas que prefieren evadirlos y cruzar corriendo la carretera y brincar los muros de contención de cemento que divide los carriles de la vialidad.
Ambos carriles son de alta demanda por parte de automovilistas tanto particulares como de carga pesada y de transporte público, pues conectan con el puente elevado de Vicente Guerrero con la avenida principal o bulevar de Río Blanco y del lado contrario con los entronque de salida y entrada a la autopista Orizaba-Puebla.
Pese al riesgo, es común observar personas cruzando a un costado del puente peatonal por ahorrarse un par de minutos.
Y aunque la mayoría que cruzan de esa forma son comerciantes del lugar, que justifican sus acciones por razones muchas veces no válidas, consideran tener el control cuando los carros aún se encuentran a distancia.
La mayoría reconoce que es una calle peligrosa; sin embargo, prefieren esquivar los autos que subir el gran número de escalones que existen en este puente peatonal.