Una historia con sabor

Laura Arely

El Mundo de Orizaba

Con 44 años de tradición entre sabores, texturas e ingredientes de calidad, la familia Arroyo continúa elaborando los mejores panes de la región, sin embargo, uno de ellos guarda una gran historia en nuestra ciudad, hablamos del pambazo.

Con atención al público desde muy temprano, la Panificadora Ara desde 1976 ha elaborado una gran variedad en pan destacando el característico pambazo y el cuerno danés, una tradición y un legado de una de las panaderías más antiguas  e importantes en Orizaba.

La Panificadora Ara, fundada por las Familias Arroyo y Ramírez, desde 1974  funciona hasta ahora como una empresa familiar.  Sus fundadores comienzan como una sociedad entre familias y comienzan con una abarrotera, posteriormente renta el local ubicado en Oriente 6 y comienzan horneando el pan con los ingredientes más básicos.

Años más tarde, el Sr. Arroyo se queda totalmente al frente de la panadería, creando y provocando  sonrisas a través de esponjosas mordidas de pan caliento, horneando gran variedad de piezas.

Un negocio familiar que involucra a los hijos del Sr. Arroyo y a su esposa, por el que ha pasado una generación  que mantiene la tradición.

Todo comienza desde muy temprana hora, a las 5 de la mañana se prenden los hornos para comenzar el día con una buena pieza de pan dulce.

Panificadora Ara ha contando con los mejores maestros panaderos, algunos han sentado raíces y otros sólo han sido aves de paso, “han pasado varios panaderos, algunos se han jubilado, otros más entran como ayudantes, aprenden el oficio y después se quedan a cargo, por que no es sólo hacer el pan, aquí hay que aprender a elaborar la masa, conjuntar los sabores”, es como nos platica la hija del Sr. Arroyo, Miriam, quien durante estos años ha estado al frente del negocio familiar, sin embargo su papá continúa al pendiente de conservar la calidad en sus productos utilizando lo mejor en materias primas.

Con un sello diferenciador, enfocado en ofrecer a sus clientes productos de alta calidad, cuidando su proceso de elaboración, Panificadora Ara se destaca entre las panaderías tradicionales de toda la región, con sus productos orientados en productos de calidad y  mucho sabor, por la que muchos consumidores optan hoy en día.

Pambazo

El también llamado pan bajo virreinal, se prepara con ingredientes como  harina, manteca y agua.

Se rellenan principalmente de frijoles negros y queso, aunque se pueden encontrar otros ingredientes adicionales dentro como: chorizo, lechuga, jalapeños, chipotles, mayonesa, etc. Y definitivamente para probarlo solo en Orizaba; y es que una antigua leyenda cuenta que el platillo se originó aquí en la ciudad en manos del cocinero francés de Carlota y Maximiliano, ya que fue tanto el gusto de  la emperatriz por el pico de Orizaba, que le pidió a su chef un platillo que simbolizara el famoso volcán recreando en el pan la punta del mismo, en su cuerpo las faldas montañosas y la harina que se vierte sobre él, la nieve que lo cubre.