‘Se lo llevó la Fuerza Civil‘, madre de Damián Guzmán

Jazmín Suazo
Diario El Mundo

Desde el 15 de agosto de 2016 la vida de Rosa Isela López Ojeda, cambió por completo. Su hijo desapareció cuando circulaba a bordo de una motocicleta en la carretera a Alvarado, cuando se dirigía a Saltabarranca, en Lerdo de Tejada, para ver a su novia.
Las investigaciones hechas por la madre indican que José Damián Guzmán López, de entonces 24 años de edad, fue desaparecido por elementos de la Fuerza Civil, quienes lo persiguieron y le dispararon, lo que provocó que además derrapara. Las autoridades le aseguraron que se trató de un accidente vial.
La novia de Damián llamó a Rosa Isela para avisarle que no había llegado, por lo que se dirigió a la comandancia municipal de Alvarado y preguntó al guardia por algún posible accidente en la carretera, dejándole datos de la motocicleta y de su hijo. Luego acudió a la Cruz Roja y al Seguro Social para saber si estaba herido, pero no logró obtener algún dato.
Al día siguiente encontraron la motocicleta en la comandancia de Alvarado, donde en la madrugada había ido a preguntar. Según la versión del comandante, la motocicleta la habían recogido sobre la carretera federal y se la llevaron al corralón, posteriormente la sacó y la llevaron a las instalaciones de la Policía Municipal, aunque no hubo ninguna bitácora de recepción que comprobara esta versión.

La llamada
“Eran las 11:42 de la noche cuando me habló la novia de Damián, la hora ni el día nunca se me van a olvidar, la chica me dijo que mi hijo no había llegado a su casa cuando él ya había salido desde las 6:00 de la tarde, y tuve que salir a buscarlos, pero ese día había mucha lluvia y en la carretera no se veía nada por la tormenta”, dijo Rosa Isela.
En el caso de su hijo, como en el de muchos otros, hubo negligencias, falta de investigación y retraso en las pruebas que dieran con su paradero.
“Periciales no llegó a recoger la muestra de sangre que había en la carretera y por qué la Policía Municipal recogió la moto cuando tuvo que haber sido la Federal de Caminos. Cuando uno vive un duelo como los que tenemos a un desaparecido, uno se vuelve investigador, detective porque ves que las autoridades no hacen nada, en mi caso tuve que salir a investigar”.
Hasta el momento el caso de Damián ha pasado por seis fiscales y no hubo ningún avance, por lo que ella investigó y al menos pudo saber quiénes se lo llevaron, aunque lamentablemente no se vio el número de patrulla o placa que pudiera implicar a los supuestos elementos.
Durante este tiempo ha vivido extorsiones de gente que se ha aprovechado de la desaparición de su hijo, pues le han pedido dinero, engañándola que le darían el paradero de Damián.
Cuando se dieron a conocer sobre las fosas de Arbolillo, cerca de Alvarado, Isela ya había pedido ingresar a este predio, pues su hijo desapareció en la zona de Salinas que está entre Arbolillo y el Puerto de Veracruz, pero le negaron el acceso y la identificación de los estos ni siquiera ha avanzado.