Gallina ciega invade cultivos

Productores de Llano Grande y Cecilio Terán, en Nogales, informaron que al menos
144 hectáreas de maíz son afectadas por esta plaga; entregan herbicida para combatirla

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Nogales.- Al menos unas 144 hectáreas de milpa en las congregaciones de Llano Grande y Cecilio Terán en la zona conocida como el Aserradero de Nogales las que se vieron afectadas por la plaga “gallina ciega”, y representantes de la Junta Estatal de Sanidad Vegetal de la zona centro entregan herbicida para erradicarla.
En atención a la gestión realizada por parte de la Coordinación municipal de Fomento Agropecuario del Ayuntamiento de Nogales siendo los titulares Fidel Rodolfo Ramírez Rosas y Juan de los Santos Rosas, quienes recibieron la solicitud de ayuda para erradicar la plaga de parte de los productores del campo de maíz y frijol.
Por lo anterior, representantes de la Junta Estatal de Sanidad Vegetal en la zona centro a cargo de Teresa Tlecuile Xocohua, realizaron un recorrido por las congregaciones antes señaladas para verificar la afectación.
A este recorrido, hizo presencia el titular del distrito 005 de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Emilio Rodríguez Escalante, así como César Meza, encargado técnico de la Junta Estatal de Sanidad Vegetal; quienes  analizaron el suelo bajo la siembra de las milpas detectando la presencia del insecto llamado técnicamente Coleópteros y conocidos como “gallina ciega”, el cual cuando nace y se reproduce se convierte en un mayate, popularmente conocido por la gente.
Rodríguez Escalante reconoció que tan sólo un cuarto de hectárea se han podido detectar hasta 375 mil gusanos de este tipo, y en su opinión explicó que es benéfica.
“En este año pudo haberse perdido la siembra, pero si se deja al gusano hacer su trabajo, para el año siguiente, esta tierra será más fértil y aprovechable, siempre y cuando se apliquen los productos agrícolas adecuados”, expresó.
Tras realizar la supervisión de campo, los expertos coincidieron que la presencia de la plaga es cíclica, es decir, se detecta cada 5 a 6 años y su función es transformar la materia orgánica, convirtiendo la tierra en fértil o apta para la siembra.
En el caso de la representante de la Junta Estatal de Sanidad Vegetal, Teresa Tlecuile refirió que es necesario que la gente se capacite en tres métodos de control. Ep primero el “Cultural”, que se refiere al manejo de suelo, aportación de materia orgánica y la diversidad de siembra.
El segundo en el “Control biológico”, que tiene que ver con aportar hongos al suelo para encapsular las larvas de la plaga, y como opción final, el “Control Químico” que consiste en aplicar agroquímicos para exterminar la plaga.
El recorrido terminó en una reunión en la congregación de Balastrera en el lugar conocido como el Aserradero, en donde la Junta Estatal de Sanidad Vegetal, entregó herbicida Imidacloprid, que servirá para erradicar la plaga, y los beneficiados son alrededor de 14 campesinos que podrán regular sus tierras de siembra.
Para finalizar, exhortaron a los productores de maíz y frijol, así como quienes siembran la tierra con otros productos del campo a organizarse para recibir la capacitación necesaria en el cuidado de sus siembras y poder obtener las mejores ganancias.