Desafía a mamás regreso a clases

Alán García
El Mundo de Córdoba

Coscomatepec.- Con cuatro hijos en casa, Leticia Juárez González, quien se encuentra desempleada, ha asumido el doble papel de madre y maestra a la vez para apoyar a sus niños durante sus clases que tienen en casa por televisión, internet y actividades básicas en un espacio que acondicionó en el área del comedor.
Como si se tratara de acudir a la escuela, todos los días Eliut, de 5 años, quien cursa el primer grado de primaria; su hermano Jecsaen, de 7 años, que pasó a segundo; el mediano Yael, de 13 años, quien va en segundo de secundaria y Jimena, la mayor de 17, quien pasó a quinto semestre, se levantan desde las 6 de la mañana desayunar, arreglarse y alistarse para tomar sus respectivas clases.
Para ello, Lety acondicionó el área del comedor simulando un salón de clases, de ahí tuvo que mover algunos cuadros y colocó un pizarrón y material didáctico, espacio que es ocupado principalmente por los más pequeños, luego de ver sus clases televisivas.
“No me dedico a la docencia pero ahorita me estoy guiando con amigas que son docentes y estoy pidiendo apoyo de cómo trabajar con los chicos porque son cuatro, siento que es más interactivo para ellos apoyarlos fuera de la televisión y el internet”, mencionó la ama de casa.

El problema es el horario
A pesar de ser cuatro los estudiantes, para Leticia las complicaciones que ha tenido que lidiar durante esta primera semana del inicio del ciclo escolar, han sido el estar pendiente de ellos para que cumplan en sus horarios de clases.
Y es que ante la situación y la falta de empleo en la zona, su esposo Jorge Luis Namorado Carrión ha tenido que buscar trabajo de plomería fuera del municipio, para llevar el sustento a casa y de esta manera ayudar a su familia.
Para ser más accesibles las actividades de conocimiento, sus maestros han enviado trabajos impresos, lo cual dio oportunidad a Lety para hacer la función de una maestra en casa, para ayudar y explicar a sus hijos cómo hacer sus actividades, interactuando y hacerlo más práctico.

La TV, aburrida
“Para los mas pequeños siento que estar sentados frente al televisor es un poco aburrido, al no interactuar con los maestros, por eso creí que era mejor ayudarlos de esta manera y así los estoy checando, veo su avance y ponen más atención”, explicó Leticia.
Aunque sólo Eliut y Jecsaen tienen clases por televisión, en sus ratos libres Jimena la mayor apoya a sus hermanos para así ayudar también a su mamá en los quehaceres domésticos.
A pesar de contar con todos los servicios e incluso tener hasta una televisión para cada uno, los problemas técnicos se presentaron desde el lunes, ya que debido a la ubicación geográfica que tiene Coscomatepec, algunos padres de familia reportaron que los canales que habilitó la Secretaría de Educación Pública no aparecían.
Así mismo la red de internet no fue eficiente para los trabajos de Jimena y Yael, quienes tuvieron dificultades para evitar por correo sus actividades.