Retrato de un artista único

Carolina Muñoz

Cortesía

Con motivo del 108 aniversario luctuoso del artista mexicano José María Velasco, el Curador e Investigador del Instituto Nacional del Arte y la Literatura, (INBAL), Víctor Rodríguez realizó ayer una conferencia vía Facebook y Youtube, titulada “José María Velasco, sensibilidad y ciencia en el paisaje”. para rendirle homenaje.

José María Velasco, originario de Temascalcingo, Estado de México, nació el 6 de julio de 1840 y falleció en la Ciudad de México el 26 de agosto de 1912. Es reconocido como el máximo exponente del paisajismo decimonónico. Velasco hizo de la geografía mexicana el motivo de su pintura y el símbolo de la identidad nacional.

La región de Orizaba fue preferida para sus temáticas. Sus paisajes, siempre a partir de un elemento exhuberante de la vegetación en primer plano, le inspiraron obras como ‘La Cañada del Metlac’. Los cielos tachonados de nubes en diferentes tonalidades aportan otro aspecto que caracteriza su obra. Velasco es el retratista de la exhuberancia, lo imponente del paisaje ante la pequeña dimensión de la obra humana.

“El Museo de Arte del estado de Veracruz custodia, conserva y exhibe siete producciones artísticas de José María Velasco, dos dibujos y cinco pinturas, una de ellas comparte su creación con su profesor de origen italiano, Eugenio Landesio. El museo cuenta con obras del siglo XVIII XIX y XX y entre sus colecciones hay obras de artistas de origen veracruzano como José Justo Montiel, Carlos Rivera, Juan Cordero, Ignacio Rosas, entre otros.” Expuso el historiador.

Dijo que en 1943 el presidente Manuel Ávila Camacho considera la producción de Velasco como patrimonio histórico y artístico, por ello el título de la plática, porque el artista es un referente de la nacionalidad y de nuestra identidad mexicana  y momentos tan importantes como lo fueron la invasión francesa, los gobiernos de Lerdo de Tejada y Benito Juárez.

El historiador encargado de la ponencia considera al artista como un genio pluridisciplinario y con diversas filosofías, el mismo que por un lado tenía su catolicismo y por otro lado estaba en contra de las leyes de reforma y de la constitución liberal puesto que redujeron conventos y templos para nacionalizarlos, así mismo sumió el romanticismo traído de Europa convirtiendolo en un paisaje cientificista por la manera en que fue aclarando los cielos y acabando con las visiones dramáticas y románticas y pintando sobre todo paisajes de medio día.  

El investigador del INBAL mostró y explicó algunas de las obras más importantes de José María Velasco, como lo son, “Ruinas en Veracruz o Templo de la Calera”, “Gran Cometa de 1882”, “Pirámide de Cempoala o Templo de la Chimenea”, “Hacienda de Monte Blanco, Veracruz” y “Hacienda de Chimalpa”.