Tratados, patrimonio de los cordobeses

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

‘Elige Iturbide a Córdoba’

El cronista Ernesto Rivera Pernia, quien hace un año exhibió la exposición documental “De Tratado a Tratados: la importancia de las diferencias”, afirmó que la fecha en sí representa un patrimonio cultural para los cordobeses e incluso una parte importante de la identidad histórica.
“Sin los tratados no pudiéramos llegar a la consumación total de la independencia como realmente pasó”.
A propósito de la actual pandemia, relató que Córdoba fue elegida luego de que O‘Donojú fuera huyendo del paludismo en una isla de América, siendo en Veracruz cuando se desatan los síntomas de lo que en ese entonces se le conoció como “vómito negro”.
“Y lo que quieren es salir del puerto, en ese entonces bloqueados por los trigarantes, por lo que no podían salir; ya cuando entran en pláticas los sobrevivientes son llevados a Xalapa donde había una infraestructura hospitalaria pero Iturbide decide que a O’Donojú lo traigan a Córdoba”.
Indicó que una vez reunidos ambos buscan la paz, firmando los Tratados de Córdoba en su calidad de militares, pero O‘Donojú como capitán general de la Capitanía de la Nueva España.
De esta manera recalcó que se debe de dar el reconocimiento histórico que merecen los Tratados, por lo que precisó que la “Jura de independencia” también debe ser tomada en cuenta como otro momento histórico significativo.
“A nivel nacional debemos de convencer al gobierno de que debe dar relevancia a los tres documentos fundacionales. Córdoba abarcaba varios municipios, se vuelven independientes con la Jura, tienen diferentes fechas, la Ciudad de México a fines de octubre, Orizaba, noviembre y Córdoba, 22 de diciembre”.

’Es el inicio como nación‘
El investigador Horacio Guadarrama Olivera, integrante del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales (IIHS), expresó que el 24 de agosto de 1821 es una fecha importante no solamente para Córdoba sino también para el país.
“Vale la pena recordar ese hecho que sí tiene trascendencia nacional, más allá que si no se reconozca como una fecha de festejo nacional porque entra en un tema de política de reseña historiográfica”, consideró.
El investigador mencionó que la firma de los Tratados representa el inicio de México como nación independiente, por lo que también sirve como un punto para que la gente se acerque más a conocer la historia de la ciudad y del país, y no sólo se quede con la versión “de los políticos”.
“Regularmente se hace un discurso que lo hace el cronista, si él está a favor de Iturbide va a ensalzar a Iturbide, si está en contra de Iturbide estará en contra de él, pero no se va más allá de eso, creo es el único lugar donde hay un busto de él, pero hay otros personajes históricos, porque Iturbide sólo estuvo dos días y eso fue mucho, sólo fue un personaje de paso que no representa más allá para Córdoba y la región”, explicó Guadarrama Olivera.
Mencionó que los Tratados de Córdoba son parte de un proceso que se originó en el año de 1810 con Miguel Hidalgo y José María Morelos y Pavón, y que para 1821, lo que fue Nueva España estaba en “bancarrota”.
“Los Tratados de Córdoba están redactados de tal manera que Iturbide sabía que no iba a quedar más remedio que nombrarlo a él como el nuevo gobernante de México, era casi como por default”, comentó.

’Córdoba merece reconocimiento‘
Para el historiador Héctor Ortega Castillo, miembro de la Academia Nacional de Historia y Geografía, los Tratados de Córdoba son de los tres documentos más importantes de la independencia de México, previamente el Plan de Iguala y luego el Acta de Independencia.
“Córdoba es elegida por permitir que Juan O’Donojú avanzara del puerto de Veracruz a la primera ciudad de importancia y también por la batalla de la Casa Quemada”.
Aclaró que México no inició su independencia en 1810 sino fue hasta el 27 de septiembre de 1821 cuando entra el Ejército trigarante a la capital, una vez que el documento firmado en Córdoba tan sólo fue un episodio que España no reconoció la independencia hasta 1836.
“Fue seleccionada una población, una villa de la región como el punto final de un movimiento que empezó en Querétaro 11 años antes. Creo que Córdoba merece mayor atención de parte de las autoridades estatales como federales, no sólo por los Tratados que ponen fin a la guerra de independencia”.
Mencionó que la sociedad civil, fuera de todo interés político, debe buscar y enaltecer como la ciudad donde se da un hecho histórico determinante y que da parte del inicio a la nueva nación.