Imágenes que marcan vidas

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

El hacer conciencia por medio de una imagen, es el factor fundamental que Daniel Gm utiliza para dar “click” a su cámara, y lograr una toma que permita sensibilizar el ojo del receptor, pero principalmente su corazón.

Daniel empezó en el ámbito de la fotografía desde 2016, cuando decidió tomar una diplomado de Fotografía, desde entonces ha buscado a través de una imagen captar el momento que marque, no solo la vista si no la vida de quién la ve.

Licenciado en diseño y comunicación visual, por formación, pero especialista en fotografía documental desde el 2018 fue que tomó la decisión de plasmar imágenes de lo que hace falta en la sociedad.

“Actualmente estamos saturados de imágenes en plataformas digitales, y en su mayoría son imágenes que te muestran algún paisaje, alguna modelo, pero no hay algo que nos dé a conocer nuestra vida diaria”, comenta Daniel.

En el entorno en el que vivimos hay muchas cosas interesantes y al verlas de manera cotidiana hacen que queden olvidadas, pero a través de la fotografía que Daniel busca que esta realidad impacte en el receptor y refleje la importancia que necesita.

Las fotografías que Daniel Gm realiza son sin fines de lucro y con el único objetivo de hacer conciencia por medio de una imagen.

Un mundo B y N

La fotografía en blanco y negro es la que Daniel Gm utiliza más por considerar que son las imágenes más “crudas” las que enseñan más y dejan un mensaje claro de lo que se vive.

“Los colores en las fotografías dejan ver todo lo superficial de la imagen, sin embargo, la fotografía en blanco y negro permite fotografiar el alma, causando más impacto”, considera Daniel.

Aún cuando este tipo de fotografía suele ser poco valorada en la actualidad, al estar invadidos por la foto de color, él considera que es necesario que se tome el valor al blanco y negro que retrata el alma de la persona.

Es por eso que su meta es seguir apostando por la fotografía blanco y negro, y llegar a ser motivo de inspiración para quienes empiecen a incursionar en este arte.

Primero el corazón

Para poder tomar una foto, primero se pone el corazón, de ahí parte todo, asegura Daniel quien considera que la fotografía educa el ojo y el corazón, y para poder tomar una imagen que hable, aunque parece fácil, se necesita tener un criterio propio y el corazón puesto en ello para tomar la foto.

“Lo que me hace tomar una foto es el saber que en algo estamos mal como sociedad. Por ejemplo, en los problemas de la pandemia, actualmente las personas que desgraciadamente tienen que salir a vender, a mí me interesa hacer conciencia en ese aspecto, y decir, hay una persona adulta que está vendiendo flores, y en ocasiones criticamos a la gente que sale y ni se cuida, pero esa persona tiene una necesidad”, señala.

La finalidad de retratar una imagen que refleje algún problema de la sociedad, es hacer y generar conciencia sobre el acto y el por qué se está sucediendo.

El riesgo

El poder retratar una imagen en la calle, implica que pueda ser peligrosa, por el hecho de correr el riesgo de llegar a incomodar a una persona, pues para el objetivo puede ser molesto el ser captado por un lente de cámara, además de que pudiera generar preocupación o extrañeza en la persona, dice Daniel Gm.

Sin embargo, cada que Daniel encuentra un objetivo, mantiene el cuidado para no mostrar directamente la cara de la persona, para no exponerla, y aprovechar alguna parte del cuerpo que refleje la esencia de la persona.

“Hay que tener mucho cuidado en saber qué vas a fotografiar, cómo lo debes fotografiar sin perder esa esencia de mostrar algo o de contar una historia por medio de una imagen”.

Proyectos

Actualmente, Daniel Gm colabora con el Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, con los que ha desarrollado el proyecto “Una madre nunca olvida”, que consiste en una sesión de fotografías de aquellas madres que siguen en la búsqueda de sus hijos.

El proyecto surgió como una forma de honrar a las mujeres que no cesan su búsqueda en el 10 de mayo y tuvo tal impacto que la exposición, compuesta por 27 imágenes, ha recorrido varias partes del estado y próximamente llegará a varios estados de la República y viajará al extranjero.

La pandemia por el covid-19 ha retrasado los proyectos, pero se espera que una vez pasada la contingencia se pueda retomar este proyecto con el fin de que no cese la lucha por la búsqueda de los desaparecidos.

Mientras tanto, actualmente Daniel Gm trabaja en un proyecto para plasmar el tema del confinamiento, y a través de una fotografía refleja el cómo ser testigos de la situación que desde hace muchos años no se vivía, pero que ahora forma parte de la historia.

Sus pilares

Durante su trayectoria como fotógrafo, Daniel Gm se ha inspirado en tres personas que considera han sido muy importantes en su carrera para lograr captar la mejor imagen, apoyándose en el trabajo de ellos:

Rubén Espinoza, fotoperiodista mexicano, quien reciéntemene fue recordado en su quinto aniversarios luctuoso, y que a través de su lente captaba imágenes que pudieran considerarse peligrosas. Daniel admira el valor y coraje que tuvo Ruben retratando momentos crudos.

Félix Márquez fotoperiodista veracruzano que con sus múltiples trabajos retrata los problemas sociales tocando el corazón y creando conciencia entre los ciudadanos.

Alan Morgado fotógrafo local, fue el maestro de Daniel y que contagió la pasión por la fotografía, a quien le guarda admiración y respeto por su trabajo.

“La fotografía es como pausar el tiempo, tú tomas una imagen y es como si obtuvieras ese momento congelado, y pasan los años y vuelves a ver esa imagen y automáticamente vuelves a recordar todo lo que viviste en ese momento”.