Castiga covid 19 precio del chayote

Alán García
El Mundo de Córdoba
Coscomatepec.- Actualmente los precios del chayote en el mercado han tenido un desequilibrio debido al cierre de exportación, lo que ha afectado sensiblemente a los chayicultores.
Aunado a la gran cantidad de lluvia (vital para este cultivo), la demanda internacional también ha caído por temor a importar virus del covid 19.
Además, el cierre de mercados nacionales e Internacionales, como la Central de Abasto de Ciudad de México, de Guadalajara, Puebla, Huixcolotla, Tijuana y Monterrey, los más importantes para la venta del chayote coscomatepecano.
Tan solo en la semana que transcurre el precio por caja está entre los 60 y 80 pesos; su contenido es normalmente de 25 kilos por caja, es decir, que el kilogramo de chayote es de entre 2 y 4 pesos el kilo.
“Al productor en Coscomatepec el precio regular es el mismo para todos y este normalmente se genera en la muy conocida Plaza de Chayotes, que se desarrolla los días martes y viernes en el recinto ferial”, dijo el productor.
Hasta la semana pasada el precio estuvo a 1 peso el kilo de chayote ya empacado, o sea a 25 pesos una caja, esto pegó al productor quien prácticamente no obtenía ganancias.
Héctor Noé Vera, un joven productor coscomatepecano, mencionó que septiembre y octubre son los meses cuando repunta la producción considerada la temporada alta de cosecha, debido a que el vegetal necesita abundante agua para subsistir y más ahora con la temporada de lluvias.

Las consecuencias de la pandemia
Desde el inicio de llegada de pandemia a México, los productores de chayotes que han exportado al extranjero comenzaron a vislumbrar las consecuencias, entre ellas en el cierre de mercados nacionales e Internacionales, como la Central de Abasto de Ciudad de México, de Guadalajara, Puebla, Huixcolotla, Tijuana y Monterrey, los más importantes para la venta del chayote coscomatepecano.
Así como ciudades del país vecino de Estados Unidos como lo es Houston, Texas, Los Ángeles, Anaheim, California, Arizona, Arkansas y Alabama, “esto por la falta de clientes que adquieran el chayote, generando también la baja del precio al producto por el sobreabastecimiento que existe en estos mercados”, refirió Noé.
Productores de chayote lamentaron que a pesar de ser el principal sector de economía en la zona de las Altas Montañas y generadora de empleos, no hay apoyos suficientes por parte de los tres niveles de gobierno.
“No recibimos ningún apoyo desde el comienzo de las actuales administraciones, ya sea gobierno federal, municipal o estatal y en las anteriores existían apoyo para la adquisición de abonos químicos, esto para pequeños y medianos productores, pero ningún otro que sea de abierto al público productor”, señaló el entrevistado.
Confían que estos dos últimos meses de cosecha sean favorables para ellos, pues será un incentivo para hacer frente a las complicaciones de la pandemia.