En informalidad 70% de venta de comida

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

En la zona, 7 de cada 10 negocios de venta de comida se encuentran en la informalidad, esto debido a la complicación económica que genera el pago de permisos e impuestos, reduciendo con ello sus ganancias.

Los pequeños negocios de venta de comida, en su mayoría trabajan en la informalidad, es decir, no cuentan con un “permiso”que les avale su actividad y no se encuentran afiliados al IMSS, aún cuando laboran con las medidas y requerimientos necesarios para abrir su negocios, sin embargo el formalizarse implica gastos altos que reducirían sus pocas ganancias.

En la región, el mayor porcentaje de negocios del giro de alimentos es ocupado por los dedicados a la venta de antojitos típicos, y que funciona con dos o tres personas para operarlo.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, del personal ocupado en la informalidad, el 74 por ciento no recibe remuneraciones de su empleador, pues su salario se basa en las propinas de los clientes, y solo el resto recibe un salario.

A comparación, en los negocios formales, ocho de cada 10 empleados reciben remuneración por su actividad dentro del negocio, los dos restantes reciben como pago las propinas que reúnan.

En Veracruz, se registran 298 mil 826 personas ocupadas, de los cuales el 28.2 por ciento trabaja en el sector informal y ell 46.8 por ciento está en informalidad laboral.

Los negocios informales del giro de alimentos, que son pequeños negocios, no cuentan con contadores que lleven un control del dinero generado y gastos, pues las ganancias son mínimas, y ante ello no ven necesaria el formalizar su negocio, y tener que afrontar los impuestos o pagos que se generen para poder operar.

En Orizaba, el Ayuntamiento contempla un padrón de comercio informal, y esto son conocidos como vendedores ambulantes, así como se incluyen los más de 8 mil locatarios de los mercados de la ciudad, aún cuanto estos generan un pago anual a las arcas municipales.