Coronavirus está en el aire y ¿también en alimentos?

Agencias

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que el coronavirus se transmite principalmente por gotículas respiratorias, exhaladas al toser o al hablar, durante un contacto estrecho y prolongado entre dos personas, durante un estudio se halló el virus en el aire, a casi cinco metros de un enfermo sintomático en una habitación de un hospital de la Universidad de Florida en Gainesville (EE UU), según un estudio preliminar publicado el 4 de agosto.
La gran novedad del trabajo, a diferencia de otros anteriores que ya habían encontrado material genético del virus en el aire, es que los autores han demostrado que el coronavirus sigue siendo “viable” flotando a casi cinco metros de un paciente de covid: el virus capturado al vuelo y llevado al laboratorio es capaz de infectar células y se multiplica en ellas. Es infectivo. Además, los virus apresados en el aire son genéticamente idénticos a los extraídos de la garganta del paciente sintomático.
Pese a la presión de un sector de la comunidad científica, la OMS se resiste a reconocer la llamada transmisión aérea, definida como la propagación del virus suspendido en el aire durante más tiempo y a mayor distancia, el nuevo estudio ha encontrado la prueba de que puede existir transmisión aérea del coronavirus en espacios cerrados, según el ingeniero español José Luis Jiménez, un experto en aerosoles de la Universidad de Colorado (EE UU), que no ha participado en la investigación.
“Las implicaciones para la salud pública son numerosas”, sostienen los autores, encabezados por el virólogo John Lednicky, de la Universidad de Florida.
La investigadora española Arantza Eiguren participó en el diseño del ingenioso aparato que por primera vez ha sido capaz de ejecutar esta tarea. El instrumento, una caja de medio metro de alto, aspira el aire de la habitación y lo conduce por una sección caliente, donde se condensa el agua y se adhiere a las partículas en suspensión, que así ganan tamaño y son más fáciles de capturar. “Es muy similar a lo
que hacen tus pulmones”, detalla Eiguren, experta en aerosoles de la empresa Aerosol Dynamics, con sede en Berkeley (EU).

Descubren el virus en alimentos

El coronavirus que origina la covid-19 fue descubierto durante un control rutinario en un pollo importado de Brasil, anunciaron este jueves las autoridades chinas.
El virus estaba presente en muestras de alitas de pollo congeladas tomadas el martes, precisó en un comunicado la alcaldía de la metrópolis de Shenzhen (sur), cerca de Hong Kong.
Tras ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que no se debe temer una transmisión del nuevo coronavirus a través de la comida.
“No creemos que el coronavirus pueda transmitirse a través de alimentos. Si lo hemos entendido bien, China buscó el virus en envoltorios, lo comprobó con centenares de miles y solo lo encontró en muy pocos, menos de diez dieron positivo”, explicó la científica Maria Van Kerkhove, responsable de la unidad de enfermedades de la OMS.
Autoridades chinas aseguran que “inmediatamente” sometieron a exámenes de diagnóstico a las personas que habían estado en contacto con los productos, resultando negativos.