Taxista y expolicía

Erik Cruz
Diario El Mundo

Córdoba.- Los dos cuerpos hallados embolsados la noche del pasado martes en el campo deportivo de la colonia Fredepo, fueron identificados en el transcurso de ayer en el Servicio Médico Forense ubicado en el ejido San Miguelito.
Por la mañana fue reconocido Gerardo Trujillo Velázquez, de 27 años, de oficio taxista y con domicilio en la avenida Cuauhtémoc de la colonia San Marcial de Fortín. Fue reconocido por su madre, quien acudió a las Fiscalía General del Estado (FGE) en esta ciudad para reclamar el cuerpo que además tenía rastros de tortura.
Se conoció que la última vez que la madre vio con vida a su hijo fue aproximadamente a las 17:00 horas del martes, es decir, horas antes de su asesinato. En esa misma hora, el taxi que manejaba Gerardo Trujillo fue hallado abandonado en la calle 6 del fraccionamiento Alameda.
El joven quedó de ver de nuevo a su madre alrededor del mediodía del miércoles, sin embargo, el encuentro fue en la morgue de la Fiscalía.
El segundo cadáver fue reconocido por la tarde, se trató de Francisco Hernández Morales, de 28 años, quien vivióa en la unidad habitacional El Dorado de Córdoba. La víctima fue policía estatal hace 4 años en Córdoba, conocido como “El Peke”.

El hallazgo
Fue alrededor de las 23:30 horas del pasado martes cuando una llamada al 911 alertó sobre la presencia de dos bolsas negras con restos y un mensaje en una cartulina, a un lado de las bolsas plásticas, por lo que elementos de la Policía Municipal y de la Fuerza Civil atendieron el reporte y al confirmar el hallazgo cercaron la zona en unos 200 metros a la redonda.
Más tarde llegaron agentes de la Policía Ministerial Investigadora, quienes recabaron información sobre lo ocurrido, para así iniciar una carpeta de investigación. Un criminalista de la FGE del área de Servicios Periciales realizó las diligencias correspondientes y después ordenó el traslado de los restos a las instalaciones del Semefo.