Sin hijos por elección

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Pensar en el medio ambiente, cuestiones económicas, educación, tiempo, cuidados, son algunas de las razones por las cuales las generaciones jóvenes no quieren o no piensan en tener un hijo, esto de acuerdo al psicólogo Eder Rocha.

Señaló que otra de las razones por lo cual los jóvenes no quieren tener hijos es por la niñez que vivieron ellos, como una manera más de evitar que el ciclo familiar se pueda repetir y sufran de alguna carencia los niños, ya sea económica o emocional.

Consideró que son varios factores entre los jóvenes, uno de ellos tiene que ver con el tema económico pues hoy en día los jóvenes se han dado cuenta, en especial los que trabajan, que no es tan fácil el mundo laboral pues es muy competitivo, además de que se requiere inversión en la capacitación personal, así como en algunos casos emprender.

Otro de los factores, señala el psicólogo Rocha, es la edad, pues los jóvenes de 20 a 30 años piensan en superarse, invertir en ellos, viajar, disfrutar de su vida, además de ser conscientes de todos los gastos que implica ser papá o mamá.

Sin embargo, detalló que hay una población muy grande de jóvenes que, aunque suene raro, viven con la incertidumbre de ¿Qué les vamos a dejar a ellos? Lo cual les permite ver sobre la calidad de vida que le van a dar a sus niños, y ante la incertidumbre de no tener una respuesta certera optan por no tener hijos también.

El psicólogo plantea que también existen muchos padres que tienen hijos como una inversión, es decir, le asignan una categoría a sus hijos con una vida asignada por ellos, teniendo el hijo que sí será doctor, el otro que será político o el hijo que no va a tener esposa ni hijos para cuidarlos de ellos cuando sean adultos.

“Por estas razones también hay jóvenes que no quieren tener hijos, porque no quieren que pasen por lo que ellos han pasado, pues los jóvenes hoy en día desean romper con este tipo de patrones familiares y por esa misma razón prefieren no tener hijos”, explicó Eder Rocha.

Sin embargo, también existe otra población de jóvenes que, si quiere tener hijos, para darles lo que nunca tuvieron ellos ya sea alimento, vestido, juegos, lujos, etc., pero recordó que darle todo un niño tampoco es sano.

Rocha aseguró que cualquiera que sea la razón para que los jóvenes decidan no tener hijos es muy respetable e importante, pues tener hijos no deseados causa un gran impacto tanto a la madre como el padre, pero quién más se ve afectado impactado es el niño.

Pues tiene carencias a nivel emocional, psicológicos e incluso puede llegar a sufrir hasta el propio rechazo de sus padres, incluso de manera inconsciente ellos mismos pueden hacer que el menor tenga una vida infeliz, lo cual puede repercutir en su futuro.

El hecho de que no se realicen como padres o como madres no desencadena ningún problema psicológico, sin embargo, pueden llegar a darse casos donde las personas se reprochan a cierta edad el haber tomado esa decisión de no tener hijos.

“Hay ocasiones que al llegar a cierta edad las mujeres o los hombres se cuestionan sobre el hecho de no tener hijos diciendo que al menos hubieran tenido uno, en terapia podemos trabajar esto y hacerlos responsables, pero no culpables, por las decisiones o elecciones que tuvieron cuando eran jóvenes”, aseguró el psicólogo Eder Rocha.

Por último, agregó que también la niñez de los jóvenes puede ser un factor determinante para que decidan no tener hijos, pues la mayoría de los jóvenes han crecido en núcleos familiares disfuncionales o ausentes, lo cual les hace querer no tener hijos y no pasar por la misma situación nuevamente, como una manera de cerrar ese ciclo familiar y dar paso a uno nuevo.

“Todos estos son aspectos que tenemos que trabajar en terapia, para difuminar este tipo de aspectos negativos, pues creo que con eso se pueden tomar decisiones mucho más asertivas en cuanto a la decisión de tener hijos o no”, puntualizó.