Por Orizaba hablarán los jóvenes

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Orizaba es una ciudad con población mayoritariamente joven; pero que en 20 años este grupo empezará a migrar a la vejez.

Dicho envejecimiento tiene repercusiones en diversos aspectos socioeconómicos como la demanda de vivienda, servicios de salud, crecimiento económico, productividad, ahorro, inversión, consumo, tipo de bienes demandados y equipamiento urbano.

Actualmente en Orizaba la población es preponderantemente joven; la edad media de la población es de 34 años, por encima de la media nacional que es de 27.

Hasta el 2015, de acuerdo al Censo Intercensal del Inegi, Orizaba tiene un población de 126 mil 5 habitantes. El 37.2 por ciento de su población, es decir, 45 mil 581 habitantes, son jóvenes de 15 a 39 años de edad. En este grupo de integran adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes.

Y es que los adolescentes desde los 15 años, están iniciando una etapa laboral temprana, de ahí que este grupo poblacional se integre al grupo de jóvenes que hasta los 39 años, alcanzan su etapa laboral máxima.

En comparación con otros grupos de edad, el segundo grupo mayoritario de la población de Orizaba se ubica el de adultos maduros que se contempla de 40 a 59 años de edad; y donde alcanzan su etapa laboral madura. En este grupo hay 32 mil 054 orizabeños que representan el 25.2 por ciento de la población.

En tanto, el tercer grupo fuerte que tiene la ciudad, es el de los niños de 1 a 14 años de edad, que representan el 21.1 por ciento de la población orizabeña, es decir, hay 26 mil 779 niños.

El grupo de los adultos mayores, a partir de los 60 años, es el minoritario en la ciudad de Orizaba. El 17 por ciento de la población total se ubica en este rango de edad, es decir, hay 21 mil 577 adultos mayores de más de 60 años.

Orizaba tiene una población mayoritariamente joven con necesidades de salud, seguridad, vivienda, educación, servicios públicos, equipamiento, entre otros.

Pero esta población es también oferta de mano de obra disponible para la producción de bienes.

En 20 años, estos jóvenes empezarán un proceso de envejecimiento que implica no solo un cambio de estructura en la composición de edades, sino cambiarán también los tipos de necesidades y requerimientos de actividades productivas, así como mayor equipamiento urbano y servicios para este segmento de la población mayor.

La población envejece cuando aumenta la proporción de personas mayores de 60 años, acompañadas

de reducciones en la proporción de menores edades (de menos de 15 años), y la disminución de personas en edad de trabajar (20 a 59 años). En las regiones más desarrolladas es donde se presentan los mayores índices de envejecimiento como consecuencia del incremento en la Esperanza de Vida, derivado de

mejoras en la calidad de la misma, dada por mejor educación, servicios de salud, alimentación, medidas de higiene, preventiva, entre otros factores.

En Orizaba la población en edad de trabajar es de 20 a 59 años de edad, y abarca el 55.1 por ciento de la población total.

Se estima que para el 2030, poco más del 50 por ciento de la población orizabeña estará por arriba de los 50 años.