Afectaciones de la comida chatarra

Comer a porciones,
propone nutrióloga

Abel Valdez
El Mundo de Orizaba

Orizaba.- El consumo excesivo de comida chatarra en niños puede provocar diabetes tipo 1 e hipertensión, señaló la nutrióloga del Dif municipal, Ilse Carrera Ruiz.
Explicó que la comida chatarra tiene alto contenido de sodio y a veces llega a tener alto contenido de azúcares, entonces esto trae consecuencia en los niños que principalmente es obesidad.
Lo anterior, enfatizó, que trae como consecuencias adquirir enfermedades crónico degenerativas como la diabetes mellitus tipo 1, la cual se llega a detectar en infantes desde 10 a 12 años de edad.
La entrevistada indicó que dicha enfermedad se detecta porque algunos niños presentan obesidad y que presentan en el cuello acantosis nigricans que son unas rayas en el cuello o axilas, que es también un síntoma de resistencia a la insulina, por lo que es importante de que si los padres llegan a detectar esto en sus hijos e hijas acudan lo más pronto posible con su pediatra o médico familiar para que inicien un tratamiento.
Lo importante es que también los niños llevan a cabo una dieta para que el tratamiento funcione, además de tomar el fármaco y hacer ejercicio.
Carrera Ruiz recordó que lo que ella recomienda es las porciones, es decir, sí podemos comer ciertos alimentos, pero hay que medir las porciones, aumentar el consumo de las frutas y verduras, consumir cereal integral y no del que ya viene con azúcar, aunado a dejar de echarle endulzante a los jugos o al agua de frutas debido a que el vegetal ya tiene su propia azúcar y evitar la miel.
En el caso de la sal se puede consumir pero muy poco y no usar tanto consomé de pollo (el que viene en cubos para preparar), evitar las salsas de jugo Maggie porque traen bastante sal, así como también evitar los embutidos como la salchicha, jamón, chorizo, longaniza, tocino. Y consumir, huevo con chayote, a la mexicana, con bróculi, etcétera.

Activación física
En ese sentido, agregó en esta temporada de pandemia hay que realizar actividad física en la casa para evitar el sedentarismo, por ejemplo brincar la cuerda, pasear al perro en el patio, incluso hacer equipo entre hermanos, primos y papás para organizar actividades recreativas que los mantengan en contacte actividad y no usar demasiado el celular, computadora o tablet.