Deja COVID-19 gran número de secuelas

La vida después de padecer COVID-19 no vuelve a ser la misma de antes. (Foto Pixabay)

Redacción

Es importante cuidarse para no contagiarse de coronavirus, pues quienes contraen la enfermedad y se recuperan, llegan a presentar secuelas, dio a conocer la Secretaría de Salud de Puebla.

El director de Salud Pública y Vigilancia Epidemiológica, José Fernando Huerta Romano, dijo que al principio se pensó que esta enfermedad era de tipo respiratorio, sin embargo, durante el curso de la pandemia se ha demostrado que puede afectar diversos órganos.

Explicó que se trata de una inflamación sistémica, en la que destacan las secuelas pulmonares que puede dejar por el proceso de cicatrización o la fibrosis en pacientes graves, que obligan a la dependencia de oxígeno, incluso de por vida.

Además, puede dejar secuelas en otros órganos, como problemas cardiovasculares, como arritmias, trastornos de la coagulación sanguínea y hasta insuficiencia cardíaca que se llega a volver crónica.

También puede afectar el hígado, como la hepatitis, causar alteraciones en las funciones hepáticas que pueden tardar semanas o meses en ser superadas.

A nivel neurológico, se pueden presentar crisis convulsivas, enfermedades vasculares cerebrales y otras lesiones cerebrales.

Puede causar insuficiencia renal, que obliga a establecer programas de tratamiento para la sustitución renal.

Se llegan a presentar alteraciones en la esfera mental, cuyas manifestaciones más comunes pueden ser la depresión o la ansiedad que pueden llegar a agravarse.

Una secuela más es la atrofia muscular, que se presenta por el síndrome de desgaste que se establece durante todo el proceso de hospitalización.