En Veracruz, ley anti chatarra afectaría a 85 mil comercios

AVC

Xalapa, Ver.- La prohibición de la comida chatarra para menores de edad en Veracruz se tendría que hacer tras un consenso con padres de familia y el sector empresarial, ya que al menos 85 mil comercios se verían afectados.

Diputados locales consideraron que la llamada “ley anti chatarra” aprobada en el Congreso de Oaxaca es benéfica pero no se puede replicar en Veracruz sin antes sostener mesas de diálogo para que no se afecte a la economía ya de por sí golpeada por la pandemia del covid-19.

Lo anterior a pesar de que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha recomendado replicar esta ley en todos los estados de la República. Hay que recodar que en Oaxaca se estableció la eliminación de las formas de malnutrición de niños, niñas y adolescentes que prohíbe la venta, distribución, regalo o suministro a menores edad, de bebidas azucaradas, alimentos de alto contenido calórico.

El coordinador de la bancada panista en el Congreso de Veracruz, Omar Miranda Romero, advirtió que la obesidad infantil en México es un problema de salud púbica que se debe atacar de manera frontal.

“México es el mayor consumidor de productos ultraprocesados como las bebidas, las frituras y demás comida chatarra y las tasas más alta de consumo están en los niños de edad preescolar y primaria”.

Señaló que un tercio de los niños en edad escolar tienen sobrepeso u obesidad, por lo cual en 2016 México declaró una emergencia epidemiológica debido a las altas tasas de diabetes y obesidad.

Sin embargo, dijo que hay un rechazo en el sector de minoristas, de abarroteros, panificadoras, sobre la posibilidad de que en Veracruz se replique lo que en Oaxaca porque significaría una forma de debilitar sus ventas.

Señaló que en Veracruz 85 mil comercios se verían afectados; es decir, 429 mil empleos se verían afectados en general entre productores, distribuidores, vendedores minoristas como la tienda de la esquina.

“Debe haber un diálogo clarísimo con el sector privado, antes de imponer prohibiciones se deben caer mesas de trabajo con todos los sectores que serían afectados para ver de qué manera se puede realizar sin afectación”.

Y es que consideró que aunque el tema de la salud pública es de los más importantes, el país y el estado está en un momento de pandemia en donde se han perdido empleos, según las cifras oficiales más de un millón 200 mil, y esta la ley debería tener un estudio claro de cómo afectar lo menos posible.

“El problema es que en el futuro nuestros niños afectarán el tema económica porque requerirían muchísima atención de parte del sector salud; los niños que hoy están alimentándose de esa manera, padecerán enfermedades como diabetes, hipertensión. Si los padres se los compran la prohibición no serviría es una tema de concientización de los padres”.

Dijo que desde 2013 contempla esta prohibición de venta de estos productos en escuelas pero en muchos estados como Veracruz no se aplica.

El diputado consideró que si bien ya hay legislación aplicada sobre el tema, como la NOM051 sobre el etiquetado de alimentos, es necesario que haya una mayor conciencia entre la población.

Detalló que con el nuevo etiquetado de los alimentos, los productos “chatarra” están obligados a tener en su etiqueta frontal la leyenda de su contagio alto en niveles de azúcar, calorías, sodio o grasa saturadas.

El secretario de la Comisión de Educación en el Congreso de Veracruz, Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, señaló que se tenía planeada una reunión con el secretario de Educación, Zenyazen Escobar, antes de que diera positivo a covid-19, para tratar el tema de la prohibición de estos productos en tiendas escolares, aunque no descartó que se pueda hacer de manera generalizada.

Dijo que aunque se lograra la decisión es de los padres de familia que deben optar por no dar este tipo de productos chatarra pues de lo contrario la prohibición no serviría de nada.

“Habría que buscar las condiciones necesarias para que se pudiera lograr algo parecido al estado de Oaxaca. Es complicado por las grandes trasnacionales, pero finalmente hay que tomar en cuenta que el padre de familia tiene la decisión o el libre albedrío de decidir qué consumen y qué no consumen sus niños”.

Por ello, consideró que debe haber una campaña de concienciación enfocada a los padres de familia, para que a pesar del ritmo agitado de vida, siempre opten por dotar a los menores de edad de alimentos con alto valor nutricional.

“Desafortunadamente muchas veces los padres de familia proveemos de esos alimentos a los niños, se debe acompañar de una campaña de concientización hacia la sociedad en general para evitar este tipo de consumo. Debe haber una regulación, poniéndonos de acuerdo podría hacerse porque muchos de los productos que se venden en la calle son chatarra”.

Vargas Barrientos insistió en que antes que presentar una iniciativa de ley en Veracruz debe haber un acuerdo con los vendedores, comerciantes, para poder llevar a cabo algo como en Oaxaca.

“Hay que convencer que los beneficiados son los niños que son el futuro del país. Que las cooperativas solo les permita vender productos que de alguna manera contribuyan a la alimentación y sano desarrollo de nuestros niños”.