En honor de héroes caídos

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

Hasta el pasado 4 de agosto, extraoficialmente se contabilizaron cerca de 40 trabajadores del sector salud en el estado de Veracruz que han fallecido a causa de covid-19, cuando se encontraban activos en clínicas y hospitales, dejando una mezcla de sentimientos en sus compañeros y jefes, como es la tristeza y el miedo.
Los más recientes decesos ocurrieron en este municipio, siendo un médico que laboraba en una farmacia de una cadena reconocida y un médico general del Hospital General de Córdoba (“Yanga”), este último en calidad de suplente, según compartió unos de sus ex compañeros, por lo que aseguró que no contaba con las prestaciones médicas como las de un trabajador de base.
La zona sur de la entidad es la que más muertes anota de profesionales de la salud, en Coatzacoalcos son un promedio de ocho trabajadores que han perdido la vida para salvar otras, entre médicos, enfermeras y camilleros.

Héroes de Córdoba
En el municipio de Córdoba, el pasado 18 de mayo consternó la primera defunción por el nuevo coronavirus entre las filas del personal médico; se trató de la muerte del enfermero Roberto “N”, quien se desempeñaba en el área respiratoria en el Hospital General zona número 8 del IMSS y que fue despedido entre porras, música y globos de helio.
Fue hasta el 21 de mayo cuando sus compañeros pudieron despedirse, gracias a la disposición de su familia de llevar las cenizas del profesionista al patio del hospital que se llenó de aplausos pero también de llanto. En redes sociales se pudo leer una serie de comentarios de respeto, reconocimiento y afecto por Roberto.
Al enfermero también conocido como “El Cepillo”, lo sorprendió la muerte a los 43 años. Los directivos, jefes y compañeros experimentaron no sólo la tristeza de haber perdido a un guerrero, sino con él para muchos también se fueron las esperanzas de que pudieran sobrevivir al virus.
Para la familia de Roberto la tragedia aún no terminaba pues mientras trataban de asimilar el fallecimiento, se conoció que su padre continuaba internado con síntomas sospechosos de covid-19, en el Hospital General Regional de Río Blanco, en un estado de salud, grave pero estable.
Después de la muerte del enfermero del IMSS, la lista comenzó a extenderse y a la fecha son alrededor de seis las “bajas”, tanto en el instituto, como del sector salud y medicina privada de quienes han sido calificados como soldados que dieron su mayor esfuerzo en el combate pero que sucumbieron al virus y a quienes hoy les recordamos con un sensible homenaje.
Fue el 29 de junio cuando falleció Rubén Lorenzo Tlachy Rivera, del Programa de Paludismo de Vectores y el 03 de julio, le siguió su compañero el entomólogo, Miguel Ángel Díaz Bonilla. Vectores de diversos estados, se pronunciaron de luto por la pérdida, mientras que el pasado jueves despidieron al médico del Hospital General de Córdoba, Víctor Manuel Sirgo.
En julio falleció la doctora Ada Lucía Rosales Gómez, quien laboraba en la Unidad de Medicina Familiar número 61 del Instituto Mexicano del Seguro Social.
Finalmente, el pasado viernes 7 falleció el presidente de la Asociación Mexicana de Médicos Familiares y Generales capítulo Córdoba, José Timoteo Peregrina Velázquez, hecho que causó una onda consternación por su dedicación a su profesión.
A todos ellos un reconocimiento como unos verdaderos héroes en la pandemia.