EZLN: Una rebelión que estuvo en los ojo del mundo

Raymundo García G.
El Mundo de Orizaba.

La rebelión del Ejército Zapatista de la Liberación Nacional (EZLN) es uno de los más importantes en el país, no solo por la causa de su lucha, sino porque logró traspasar fronteras, estar en los ojos del mundo y además ser la inspiración para otros movimientos que surgieron a posteriori.
El surgimiento del EZLN en Chiapas el 1 de enero de 1994 es producto de una larga lucha de los pueblos indios de Mesoamérica en especial de México por el reconocimiento de su cultura, indicó el Profesor, Investigador de la Carrera de Sociología, de la Universidad Veracruzana, Doctor, Gualberto Díaz González.
“Eligieron esa fecha (1 de enero de 1994) porque ese día entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLC); entonces para ellos representaba una oportunidad de visualizar su lucha, su demanda, en un momento en que simbólicamente México entraba al primer mundo con ese tratado comercial.
Es una lucha muy larga de los pueblos indígenas de México que en este caso los zapatistas chiapanecos enarbolan en ese entonces en 1994.

EMILIANO ZAPATA COMO SÍMBOLO
El movimiento zapatista fue muy importante no sólo a nivel nacional, sino internacional ya que acapararon la atención de estudiosos, políticos y de activistas prácticamente en todo el mundo.
Ellos en su momento dijeron que anclaban su lucha en la recuperación de la tierra y ahí es donde vinculan la figura de Emiliano Zapata como uno de los principales símbolos de la lucha por la tierra en México. Y en realidad hicieron valer ese legado de Zapata, porque recuperaron tierras en Chiapas, territorios que estaban acaparados por terratenientes y ahora buena parte de los municipios autónomos son tierras recuperadas de aquellos años.

MOMENTOS CUMBRE
Desde el inicio, los zapatistas tuvieron mucho interés en vincular a la sociedad civil de México a su movimiento. Recordó que ha habido varios encuentros de los zapatistas con la sociedad civil en Chiapas desde el 94 y también fuera de éste.
En 1999 hicieron una Consulta Nacional por el reconocimiento de los derechos de los pueblos indios, y salieron varios delegados zapatistas que se distribuyeron en todo el país para promocionar la consulta.
En ese momento pudieron votar un promedio de 2 millones de personas en la consulta en todo el país.
Otro de los momentos más importante, en el 2001 fue la marcha del color de la Tierra. La caravana que encabezaron la comandancia zapatista para acudir a la Ciudad de México y demandar al Congreso de la Unión legislar a favor de los derechos de los pueblos indios con los acuerdos de San Andrés.
Esta marcha fue histórica, atravesó gran parte del territorio nacional, pasó por Puebla, también por Orizaba en febrero de 2001. Las crónicas de ese momento ubican a la concentración de la caravana en el centro de Orizaba como una de las grandes manifestaciones que se han dado en la ciudad.
Fueron miles de personas que abarrotaron el centro y había muchos jóvenes que gritaban; había mucho interés en escuchar a los zapatistas: fue verdaderamente algo impresionante, y no se recuerda una concentración política, no convocada por partidos políticos, sino convocada por una fuerza clandestina armada y que concentró a mucha gente, sociedad civil, activistas, gente que bajó de la Sierra de Zongolica, de la región del Valle de Orizaba.
DOCUMENTAR
“A mí me tocó la oportunidad de asistir, en aquel entonces estaba trabajando con algunos compañeros en un documental y asistimos a registrar ese encuentro, yo llevaba cámara fue impresionante me quedé sorprendido no esperaba ver tanta gente no politizada desde un aparato; la gente acudió por su voluntad a escuchar a los zapatistas”, expresó.
La caravana pasó por Puebla Orizaba el Itsmo de Tehuantepec, por Juchitán donde también estuvo grande la concentración y terminó en el Zócalo en marzo de2001, donde más de 100,000 personas convocadas recibieron a los zapatistas.
Otro momento cumbre más recientes es la convocatoria realizada por la escuela zapatista en el 2013 a la sociedad civil pero en ese momento fue en Chiapas, indicó el investigador.
EL COMANDANTE MARCOS
La figura del comandante Marcos en la actualidad sigue siendo un mito. Realmente de su historia se sabe poco. Por parte de la inteligencia del Gobierno Federal, especialmente en la época de Ernesto Zedillo se filtró información sobre su vida pero realmente no se comprobó nada.
Lo que sí se sabe, es que él fue un militante de la izquierda comunista en la década de los setentas, que se formó en las filas de la juventud de aquellos años que eran herederos del movimiento del 68 y que venían de un desencanto por la masacre que hubo en la Plaza de las Tres Culturas y que buscaban la forma de cambiar la situación en México, pero ya no por la vía pacífica, que en ese entonces por la matanza del 68 había sido cancelada.
Se dice que el estudio ciencias políticas y dio clases en algunas universidades de la Ciudad de México en la UAM, pero todos son dichos; no hay información certera sobre su historia antes de los zapatistas, pero lo que si es real es que el contribuyó junto con otros actores sociales en Chiapas a darle vida a uno de los movimientos sociales más importantes de inicio del siglo XXI.

COSTOS DE LA REBELIÓN.
Una de las situaciones cuando fue el movimiento armado es que murieron muchos combatientes, y también fundadores, hubo muchos muertos.
En el transcurso de los años sobre todo de los gobiernos de Ernesto Zedillo, de Vicente Fox, hubo una persecución hacia los zapatistas, encarcelaron a mucha gente. Recordemos que en el 96, no sólo en Chiapas y sino en el país había una persecución contra todas las personas vinculadas con los zapatistas; en la región Córdoba-Orizaba arrestaron a varios militantes, en Guerrero también, que no eran directamente zapatistas, sino luchadores sociales de hace años, pero el gobierno con la intención de acabar con la insurrección zapatista empezó a restar y a perseguir mucha gente en su momento.
Hubo mucha persecución y mucho olvidó. Ahora con el gobierno de López Obrador emplea un poco la política de que no te tocó pero tampoco te veo.

EZLN INSPIRACIÓN DE OTROS MOVIMIENTOS
Los zapatistas han sido uno de los grandes movimientos que han inspirado a otros, no sólo en México sino también en otras partes del mundo.
Por ejemplo los jóvenes de España que enarbolaron demandas hace unos años, decían ‘nuestra lucha fue inspirada en los zapatistas’. El movimiento del ocupa Wall Street, también decían, ‘nosotros hemos sido inspirados por los zapatistas en México’.
Y también ha habido estudios sobre este movimiento, los zapatistas han tenido mucho eco más allá del país, en el extranjero, para entender su lucha, su demanda, su forma de cómo se organizan; gente de Europa, Italia, Alemania, España, han ido a la Selva Lacandona para vincularse y entender como ellos están planteando una forma de lucha muy diferente.

CUBRIRSE EL ROSTRO PARA SER VISUALIZADOS
Contrario a lo que se pudiera pensar, el pasamontañas, los zapatistas lo emplearon como una estrategia para ser visualizados. Ellos decían ‘para que nos vean tenemos que taparnos el rostro’, se refería a este desprecio por la cultura indígena, a este abandono de los pueblos indígenas en México, a este racismo histórico que hemos padecido, señala el investigador.
“Se decía: ¿para qué vamos a ver a un indígena? Entonces me tapo el rostro y ahora ya no estás viendo a un indígena, estás viendo a un zapatista emancipado, revelado, para exigir sus derechos; lo utilizaron como una estrategia de lucha”, explicó.
Efectivamente porque tapándose el rostro fueron vistos mundialmente, sus demandas fueron escuchadas en todas partes. Y si algo detuvo al entonces presidente Salinas de Gortari de no eliminarlos por la fuerza militar, fue justamente por sus demandas que se dieron a conocer en todo el mundo. Los ojos de los gobiernos de otros paises estaban puestos en México para que el gobierno mexicano no cometiera una barbaridad y los quisiera aniquilar.
Aunque sí hubo enfrentamientos y tuvieron persecuciones pero en los ojos del mundo estaban puestos en México y esto inhibió un poco que el gobierno federal de entonces, no llevara a cabo un exterminio del movimiento.
El cubrirse el rostro ha sido replicado en algunos otros movimientos, como por ejemplo, el movimiento de la UNAM en 1999, cuyos alumnos se opusieron al aumento de cuotas de su universidad; utilizaron el pasamontañas para ser clandestinos, ya que este movimiento fue muy estigmatizado para los jóvenes, porque entró la policía federal y arrestó al Comité de Huelga de estudiantes.
Ellos vinculaban su lucha a los zapatistas y empleaban el pasamontañas como una forma de lucha clandestinamente.
El cubrirse el rostro de los zapatistas, llamó mucho la atención a nivel mundial, era novedoso; ahora ya no lo es tanto, porque cualquier persona que quiera hacer un atraco se pone un pasamontañas, bandaliza y eso no tiene nada que ver con la lucha de los zapatistas.

EL CUBREBOCAS DE HOY
Actualmente a nivel mundial se está padeciendo una pandemia producto de un virus, Pero también es producto de un descuido a nivel global de los gobiernos por no tener los sistemas de salud adecuados y poblaciones sanas. Nos han metido en este problema que todavía no sabemos para cuando vayamos a salir.
No existe una analogía para comparar el usos de cubrebocas en la actualidad porque optaron cubrirse el rostro como una forma para luchar.
En ese momento los zapatistas no se han pronunciado en cuanto al tema de la pandemia.

LOGROS Y LA METAFORA DEL CARACOL
Entre los logros mas trascendentes del movimiento Zapatista son las juntas de Buen Gobierno que encabezan los municipios autónomos en Chiapas, que por un lado representa la recuperación de tierras; y la autonomía se sus demarcaciones que funcionan al margen de los municipios que están adheridos a los Estados y a la Federación. Tienen su propio sistema de salud, su sistema educativo, sistema comunal desde el 2003 que los inauguraron y continúan trabajando.
Ellos ocupan la metáfora del caracol que va lento pero avanza.
Son 5 caracoles, cada caracol es como un estado, cada uno aglutina a un grupo de municipios autónomos.
Por ejemplo el municipio de la Garrucha tiene una producción grande de leche, mientras otros municipios siembran maíz, otros café, entonces cada caracol administrar lo que ellos van produciendo y hay un intercambio entre ellos para que todos tengan lo necesario.
Ellos siguen trabajando a sus comunidades y sus municipios autónomos convocando a la sociedad civil a luchar en contra de los megaproyectos, las mujeres siguen siendo convocadas con mujeres zapatistas para que se organicen, ellos están en su lógica de seguir construyendo una forma distinta de vivir al capitalismo qué es una de las cosas que muy pocos se conocen en las ciudades.
Mucha gente piensa que los zapatistas ya no están, que ya no tienen la fuerza que tenía o que simplemente pasaron de moda, pero si uno se acerca a estudiar lo que ha habido, o lo que ellos están construyendo, nos damos cuenta que nos dan una lección de vida porque ellos sí están implementando una forma de vida diferente para vivir al capitalismo.
Cuando aquí estamos viviendo un problema tan complejo justamente por un sistema capitalista que no supo prevenir a la población, o no quiso tener las condiciones necesarias para enfrentar una pandemia, ellos están implementando una forma distinta al capitalismo (donde todo se ve de forma de lucro, una cuestión individualista) y ellos le apuestan a lo colectivo, a lo comunitario, a que la comunidad debe responder por todos y que todos tengan que decidir sobre algo qué puede perjudicar o beneficiar.