Rechazan actitud de alcaldesa

Abel Valdez
El Mundo de Orizaba

Rafael Delgado.- Habitantes de la localidad de Jalapilla, rechazaron el actuar de la presidenta municipal Isidora Antonio Ramos, ante los últimos hechos que se han suscitado en el municipio.
Ayer por la tarde en el campo del ejido, se realizó una junta en compañía del síndico Julián Cotlame Cocotle quien dijo que “desde 2018 a la fecha no hay cabildos, la señora presidenta se manda por sí sola, no escucha a la ciudadanía”.
Y recordó que después del plantón de 12 horas que se hizo para pedirle de favor que acudiera para la negociación nunca acudió al diálogo, pero el síndico sí estuvo porque le corresponde como funcionario, es el apoderado legal del Ayuntamiento por lo que sucedió en el panteón ejidal está escrito el hecho.
El síndico recordó que lo acusan de hacer organizaciones fuera de lo normal, pero aclaró que está dando fe de algunas organizaciones porque no ve bien el hecho de que se metan a las casas donde la gente que se dedica a vender carne.
Hizo un llamados al gobernador Cuitláhuac García Jiménez para que intervenga y resuelva este conflicto, porque a él le compete, y pidió a Erik Cisneros Burgos, secretario de gobernación, que vea este problema que está afectando a la ciudadanía, también pidió al presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Ríos Uribe, apara que llamen a la alcaldesa y se solucione este conflicto, porque va creciendo cada día más.
El funcionario señaló que la alcaldesa lo está acusando de amenazas de muerte, lo que negó de manera rotunda.
Incluso expuso que está organizando a la ciudadanía para hacer mejoras en sus colonias porque algunas arterias viales carecen de servicios básicos; “yo nunca ando organizando a la gente para cometer desmanes, todo es pacífico, todo dentro de la Ley de acuerdo a la Constitución, mi vida aquí en Jalapilla, mi conducta es recta”.
Oscar Román Morales, asesor del síndico de Rafael Delgado, dio a conocer que la situación que está prevaleciendo en este municipio y sus colonias, la gente busca el apoyo del gobierno y que sean recibidos de buena manera y que la alcaldesa lo reciba con las puertas abiertas hacia un diálogo.
Pero también los ciudadanos están cansados de su actitud y prepotencia y discriminación al pueblo; “yo como ciudadano me preocupa que la señora presidenta intenta amenazarnos de muerte o mande a golpearnos, ya que es una persona irracional y mentirosa que abusa de su cargo como presidenta”.
Por su parte, David Estévez Gamboa dijo que la alcaldesa Isidora Antonio Ramos no quiere trabajar con su pueblo, pues le manifestaron a ella que todavía puede enderezar el camino, que busque asesores internos y no externos, que no busque basura porque ahí va a encontrar ácaros, que es una sarna humana, “esos ácaros son los que tiene ella y que desgraciadamente y no lo digo, no soy Ley ni tampoco soy jurídico en ese sentido, pero a todas luces nos damos cuenta que la señora es candidata a la cárcel porque ha desviado recursos”.
Enfatizó que no es posible que la señora (y aclaró que todos los trabajos son dignos) después de ser vendedora, ahora tenga un casa valuada en un millón de pesos y que cobra un sueldo espantoso y vergonzoso de 80 mil pesos mensuales en un municipio que estadísticamente hablando a nivel nacional ocupa el cuarto lugar en desnutrición infantil, donde hay mucha pobreza y desatención impresionante.