Lactancia sólo hasta 6 meses

Carmen Lara
El Mundo de Orizaba

Por parte de la Secretaría de Salud del Gobierno existe una norma oficial donde señala que la lactancia materna debe ser exclusiva para el bebé hasta los 6 meses, después de eso hasta los dos años la lactancia es complementaria, es decir, ya no solo leche materna, sino también alimentos.
A partir de los seis meses, es el momento en que comienzan a salir los dientes del bebé, además de que los requerimientos nutricios que necesitan, hasta ese momento la leche materna los cubre perfectamente, ofreciéndole proteínas y grasas.
“Lo más importante es que las mamás le pasan en ese periodo inmunidad y defensas, es por eso que hasta los 6 meses debe ser leche materna exclusiva”, señala la doctora Dannya Tello Vallejo.
Posterior a eso empieza lo que es la ablactacion, qué consiste en comenzar a introducir los alimentos, iniciando con verduras, después frutas y cosas muy suaves, intentando que primero sean los sabores más fuertes los que apruebe el bebé pues si se le da fruta, será más difícil que se adapte a los sabores de las verduras.
La norma para el fomento, apoyo y protección a la lactancia materna, dice que hasta los dos años las madres pueden dar pecho a los niños, sin embargo, esto será en conjunto con la comida, además de que a esas edad se le debe quitar el el destete por completo ya que no es recomendable más tiempo.
“No existe una consecuencia grave con darle de pecho a los bebés después de los dos años, pero el cuerpo de una mamá no puede producir leche de calidad durante mucho tiempo, recordemos que sigue saliendo leche por la estimulación que está teniendo la mamá aunque el niño ya esté grande”, enfatizó Tello Vallejo.
Después de los dos años el cuerpo de los bebés ya tienen otras otras exigencias, es por eso que a partir de esa edad ya no es recomendable que sigan tomando pecho de la mamá, porque esa leche ya no tiene los nutrientes necesarios para que los absorba el cuerpo del niño, por eso ahora viene la parte de la comida donde se tiene que complementar su alimentación para que crezca y esté sano.
“Los bebés empiezan a tener otras exigencias nutricionales, porque comienzan a gatear a caminar y requieren más energía y una alimentación solamente con leche no sería suficiente para el niño”, admitió la doctora.
Además de que como el bebé ya tiene dientes, puede llegar a causar alguna lesión al morder en el área de la areola generando llagas, incluso úlceras que pueden ser de cuidado si el bebé las muerde de manera constante.
Por último agregó, que siempre que las mamás tengan dudas acerca de la lactancia, es importante que acudan con un profesional para que les explique y resuelva todas sus inquietudes.