Educando a distancia

Adoración Castelán
Diario El Mundo
El ciclo escolar 2020-2021 será a distancia e iniciará el próximo 24 de agosto debido a que la pandemia no hay condiciones para hacerlo de manera presencial, de acuerdo al secretario de Educación, Esteban Moctezuma. Una vez que el semáforo esté en verde en las entidades del país, la Secretaría de Educación Pública (SEP) implementará un modelo de clases híbrido y una serie de protocolos para retomar el próximo ciclo escolar, abundó el titular de la SEP.
Aunque
Como su nombre lo indica, el modelo educativo híbrido consiste en combinar tanto la educación a distancia como la educación presencial. Cabe señalar que, para las escuelas públicas, se implementó un programa de educación a distancia basado principalmente en el uso de la televisión, la radio y los libros de texto.
Sin embargo, algunas escuelas privadas harán uso de diferentes plataformas (páginas de internet, aplicaciones móviles, videoconferencias, tutoriales de Youtube) para impartir clases virtuales mientras el semáforo cambia a color verde. Así, desde su casa y con el apoyo de una computadora o tableta, el alumno puede tomar cada una de sus materias.
Y para hablar del sistema híbrido en escuelas privadas, acudimos con el licenciado en pedagogía y maestro en educación, Enrique Pacheco Tlazalo, quien está capacitado y actualizado en el tema.
“Aún no están definidas al cien por ciento las características que va a tener el sistema híbrido. De hecho, hace unos días el secretario de Educación Pública del país hizo el anuncio de este sistema que va a llevarse a cabo en todas las escuelas de la República Mexicana; así como él lo advirtió, a medida que van avanzando los días, se irían dando las pautas de las características del mismo. Lo que si nos queda claro es que el semáforo sigue en rojo en todo el país y esto significa que el regreso a clases va a ser a distancia”, explicó Pacheco Tlazalo, quien se desempeña como profesor en una escuela privada de la ciudad.
“El Sistema Híbrido se va a distinguir porque, de entrada, regresaremos a las aulas cuando el semáforo esté en verde y, aunque esto suceda, el regreso no será al cien por ciento con los estudiantes, sino de manera escalonada: asignando por horarios y por días en función de la matrícula de los alumnos”, agregó.

¿Y la evaluación?
Uno de los mayores cuestionamientos que surgen alrededor del sistema híbrido es sobre la evaluación de los alumnos.
“La evaluación no es una actividad final, es un sistema que cierra un proceso. La evaluación se traduce en un número, y se construye a partir de distintas evidencias. Nosotros construimos una calificación a partir de distintos rubros: desde las actividades personales que posee el estudiante, los hábitos de estudio que manifiesta, las habilidades específicas que tiene para la materia, más todas las evidencias que se hayan generado como productos de aprendizaje dentro de las sesiones; es decir, podremos evaluar una clase con alguna evidencia en particular, y normalmente algunas escuelas emplean técnicas o estrategias que nos permitan asegurar que el estudiante está aprendiendo”, comenta Pacheco Tlazalo.