“Infierno” en Beirut

Agencias

Al menos 78 personas han muerto y más de 4 mil resultaron heridas tras una explosión de grandes proporciones que se produjo ayer en el puerto de Beirut, en una bodega que almacenada toneladas de nitrato de amonio, informó a Efe una fuente del Ministerio de Salud.
Videos difundidos en las redes sociales mostraron una primera explosión seguida de otra que provocó una gigantesca columna de humo. Las deflagraciones hicieron temblar edificios vecinos y provocaron la rotura de vidrios a varios kilómetros a la redonda.
El presidente Michel Aoun convocó una “reunión urgente” del Consejo Superior de Defensa y el primer ministro decretó un día de luto nacional para este miércoles.

La causa
El gobierno de Líbano confirmó que el motivo de la explosión en el puerto de Beirut fue debido al almacenaje de 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio. El nitrato de amonio es un fertilizante químico y también un componente de explosivos.
“Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2 mil 750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema”, declaró el primer ministro Hasan Diab durante la reunión del Consejo Superior de Defensa, según declaraciones citadas por un vocero.

Zona de desastre
El Consejo Superior de Defensa de Líbano declaró la ciudad de Beirut como “zona de desastre” tras la explosión, así como la destrucción de gran parte del puerto de la ciudad y edificios dañando con escombros, en puertas y ventanas.
Promete castigo
El primer ministro libanés, Hasan Diab, prometió que los responsables de la gran explosión en Beirut, reiterando que además de importantes daños materiales, van a “pagar el precio”, en un discurso televisado. Diab afirmó que “esta catástrofe no pasará sin responsabilidades” y que hacer justicia es la labor del gobierno.

Las víctimas
El ministro de Salud, Hamad Hasan, aseguró a la televisión nacional de Líbano que teme que el número de víctimas se multiplique con el paso de las horas.
Mientras, la Cruz Roja libanesa hizo un llamado a donaciones de sangre e informó que numerosas personas continúan atrapadas entre las ruinas de la explosión.