Un reto, regreso a clases

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

El ciclo escolar 2020-2021 iniciará el 24 de agosto en todo el país y será a distancia con el apoyo de las televisoras en señal abierta ante la recomendación de la Secretaría de Salud, porque no hay condiciones para que los estudiantes retornen a clases de manera presencial debido a la pandemia por el coronavirus.
El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán anunció lo anterior y recalcó que sólo se regresará a las aulas cuando el semáforo sea verde, en tanto los contenidos se darán por las diversas plataformas virtuales en todas las entidades del país.
“La pandemia representa uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo, que exige de todos nosotros esfuerzos y actitudes extraordinarias, todos deseamos volver a las aulas en compañía de nuestras amistades, maestras y maestros que extrañamos, sin embargo, el riesgo para la salud y la vida sigue siendo alto”, advirtió.
Entre los desafíos que padres de familia y estudiantes se enfrentarán con el regreso a clases es lo económico, pues requerirá en promedio una inversión inicial de unos 5 mil a 19 mil pesos para la compra de una laptop y un paquete de internet.
Aunque se anunció que habrá clases en televisión abierta; las clases virtuales con herramientas tecnológicas son la opción más recurrente en zonas urbanas.
Tan sólo más de la mitad de las casas de Orizaba no cuentan con internet ni computadora para acceder a las clases virtuales. La situación se torna aún más difícil para más familias de la Sierra de Zongolica y Sierra del Volcán donde arriba del 90% de los hogares no cuentan con esta herramienta tecnológica.
Por otra parte, la transmisión de contenidos educativos a través de la radio y televisión abierta permitirá que más niños y adolescentes tengan acceso al regreso a clases. Sin embargo, para las comunidades serranas no es garantía debido a que aún hay hogares que no cuentan con estas herramientas.
Ante esta situación, nuevamente la responsabilidad de este regreso a clases cae primordialmente en los padres de familia, quienes deberán incluso hacer ajustes a sus horarios para adaptarse, vigilar y acompañar a sus hijos el próximo ciclo escolar 2020-2021 que iniciará el 24 de agosto.