‘¿Quién me traicionó?’, preguntó El Marro al ser detenido

Agencias

José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima en el estado de Guanajuato, se escondía en una pequeña finca ubicada junto a una telesecundaria en el poblado de Franco Tavera, del municipio de Juventino Rosas. Desde marzo de este año el hombre de 40 años de edad andaba a “salto de mata”.
De acuerdo al columnista Héctor Mauleón, las primeras palabras del líder huachicolero al ser detenido fueron “¿Quién me traicionó?”, al verse rodeado de elementos federales y estatales que habían sometido a su jefe de seguridad y cuatro sujetos más, quienes recibieron a balazos a los uniformados.
Los hombres de “El Marro” se percataron de los drones sobrevolando el lugar donde se ocultaban, con una empresaria privada de su libertad.
Ante esto, “El Marro” intentó escapar por la parte trasera de la finca, agitado y con los ojos desorbitados. “Todo tiene un principio y un fin, el mío ya llegó”, les dijo a los agentes de investigación de Guanajuato y soldados del ejército que lo detuvieron.
La captura del líder criminal fue posible mediante una operación aérea, en la que se utilizaron drones israelíes autorizados por el Departamento de Estado de EEUU, al ser de uso exclusivo de la Marina estadounidense.

Junto a escuela
Las pesquisas llevaron hace tres semanas a Franco Tavera, a una finca vieja y de amplia extensión, aunque menor a las residencias con albercas que Yépez se construyó en Villagrán y otros lugares donde tenía el control de las actividades ilícitas.
La propiedad donde fue capturado se ubica al pie de la carretera, cuenta con un barandal negro reforzado con malla ciclónica, una terracería ladeada de árboles y palmeras descuidadas, con un portón viejo al fondo donde se rodeaba de gallos y caballos. Junto hay una telesecundaria que desde marzo no ha visto a sus estudiantes andar.
Ahí se refugiaba con Saulo Sergio alias “El Cebollo”, su jefe de seguridad, así como con Raúl Alberto “N” alias “Diente”, Silvestre “N”, Guillermo “N” y José Cruz “N”, quienes fueron detenidos durante el operativo de la madrugada del domingo 2 de agosto.