‘Fortaleza‘ verde

Adoración Castelán
Diario El Mundo
La presencia de invernaderos con cultivos basados en la agricultura ecológica es cada vez más común en nuestro país, y en el municipio de Fortín se ubica uno de ellos, en el cual podemos encontrar un sinfín de cultivos orgánicos. El invernadero en cuestión lleva por nombre “Hortín Fortín”, dirigido por Santiago Aguilar Zilli, donde se prioriza el respeto a la madre naturaleza.
La variedad de cultivos que Santiago, licenciado en redes agropecuarias, tiene en su invernadero es impresionante, resultado de trabajo duro, viajes y experiencias que lo han hecho que, al día de hoy, pueda cosechar productos locales y especies que ha traído de otros países, logrando que sus cultivos sean exitosos, y puedan ser conocidos y consumidos por decenas de personas.
“El invernadero en donde yo empecé a cultivar, cuando empecé a experimentar mientras estaba estudiando, era un invernadero que originalmente se construyó para producir jitomate hidropónico. Este proyecto no funcionó y, como muchos otros invernaderos en el país; estuvo cerca de cinco años abandonado hasta que yo me interesé en recuperar el espacio y empezar a sembrar mis cultivos para consumo familiar. Entonces, comencé con poquito, con solo una cama, trayendo composta, rehabilitando el área, quitando lo que estaba contaminado; sembrando un poquito de brócoli, ejote, y como vi que dio resultado, pues me animé a continuar”, nos comparte Santiago, quien después de cinco años de arduo trabajo, cuenta en el invernadero con 28 camas de cultivo.

Generador de empleos
La generación de empleos en “Hortín Fortín” es una de las tantas cosas buenas que este espacio ofrece ya que, debido a la contingencia sanitaria, ha hecho que las manos de personas locales puedan seguir produciendo y con esto llevar sustento a sus familias.
“Tenemos la ayuda de varios jóvenes y personas que empleamos en este proyecto. El empleo para la gente de la misma localidad es importante ahorita en tiempos de crisis; tu consumo local ayuda a mantener a más personas que se dedican a la producción de alimentos”, finaliza Santiago Aguilar Zilli.

Acelgas arcoíris
Las acelgas se constituyen como un elemento queaporta un importante valor nutricional a nuestra alimentación. Son un vegetal de hojas grandes y carnosas y pencas blancas. Se pueden consumir todo el año pero su mejor época es en otoño e invierno, presenta un sabor agradable, dulce y con un sabor a tierra con algunas partes levemente amargas.
“En el invernadero tenemos una variedad de acelgas de colores. Hay color rojo, amarillo, rosa, además de las blancas. Estos están asociados con hinojos, romero, habanero, ejotes, y toda esta diversidad ayuda a que las acelgas crezcan bien. Además, el suelo está cubierto de hojarasca; práctica que nos ayuda a simular que es como el suelo de los bosques o selvas, que está cubierto de materia seca, a esto lo llamamos ‘acolchado‘, y ayuda a que las hierbas espontáneas no salgan rápidamente; van a salir, pero retardan su aparición. Además, conforme se van degradando con la humedad, van aportando nutrimentos al suelo; también ayudan a aislar el suelo de la radiación solar y del calor, entonces mantiene húmedo el suelo y con ello ahorramos también agua”, agrega Aguilar Zilli.