Al alza desapariciones aun en la pandemia

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

De junio a la fecha se han presentado 16 reportes de personas desaparecidas en la región, de las cuales, tres han sido localizadas sin vida, según el conteo del colectivo Familiares de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, es decir, pese a la pandemia se continúan reportando desapariciones.
La integrante del colectivo, Ana Lilia Jiménez Sandoval, indicó que en los últimos meses el repunte por desaparición de jovencitas menores de edad se ha incrementado, aunque la mayoría ha aparecido con vida, aún existe el estigma y el escarnio por parte de la población, así como de las autoridades.
De acuerdo con los reportes, son ocho varones y ocho mujeres los que han tenido reporte por desaparición, aunque en la mayoría han aparecido a los pocos días, entre estas cifras hay cinco menores de entre los 10 y 17 años.
Entre los casos más sonados estuvo la desaparición de Valeria S. de 17 años, sin embargo, cuando las autoridades la localizaron en redes sociales pedían explicaciones de cómo había aparecido o sólo había escapado de su casa, ante este caso, Ana Lilia refirió que lo más importante es que la persona se aparezca con vida.
“Las autoridades aún siguen perdiendo mucho tiempo en buscarlas, muchas veces la familia prefiere acudir con nosotros los colectivos porque desde la experiencia sabemos los protocolos de actuación y se le brinda acompañamiento a los familiares y el asesoramiento de dónde poner la denuncia, sin embargo, cuando van solos el proceso puede ser más tardado”, comentó la madre de Yadl Zuriel Monterrosas, desaparecido el 1 de septiembre de 2012 en Orizaba.

Piden empatía
La activista Ana Lilia Jiménez Sandoval pidió a la población ser más empáticos en cuanto a los temas de desaparición de personas, ya que muchas veces se les criminaliza o en el caso de jovencitas y mujeres la primera reacción es que “se fue con el novio” o con los amigos, pero detrás de cada caso hay un trasfondo y lo que se prioriza es la localización con vida.
“Muchas veces en la Fiscalía se cometen errores como no aceptar la denuncia después de las 72 horas cuando sabemos que las primeras horas son de vital importancia para localizarlos, así como el apoyo en redes para que den su paradero”, concluyó la integrante del colectivo.