Termina protesta en caos y saqueos

Abel Valdez

El Mundo de Orizaba

Rafael Delgado.- Habitantes de Jalapilla manifestaron ayer su rechazo contra el cierre del panteón y como medida de presión, alrededor de las 9 de la mañana bloquearon los accesos al municipio y la autopista Córdoba-Orizaba.

Luego de que los manifestantes se retiraron de la autopista, se trasladaron a los límites que colinda con el puente de Jalapilla para dialogar y redactar una minuta, pero no se conformaron con esto y se trasladaron hasta el Palacio Municipal donde sacaron despensas que estaban guardadas en la sala de usos múltiples.

Aunque se pretendió redactar una minuta para quedar asentado que una funcionaria del área de comercio y una persona en el área jurídica quedaran destituidas de su cargo, no se concretó debido al rechazo del documento.

Cerca de las 18:30 horas representantes de política regional se acercaron con los manifestantes y con el señor Raúl Emiliano Sánchez García, secretario del comisariado ejidal de Jalapilla, quien manifestó que desde 1942 por usos y costumbres y por tradición tienen el ejido de Jalapilla donde reposan los restos de muchas generaciones del municipio.

Por lo anterior, él se trasladó junto con la gente de política regional hasta el panteón donde se verificó que no estuvieran los sellos, pues al parecer alguien los retiró, pero seguía el candado que fue puesto por órdenes de la alcaldesa Isidora Antonio.

Posteriormente se trasladaron hasta los arcos que colinda con la entrada hacia el puente de Jalapilla donde se les informó que se redactaría una minuta para dar a conocer sus inconformidades, sin embargo también se rechazó que se hiciera en hojas blancas sin estar membretadas, por lo que la gente de política regional se fue a un cibercafé a imprimir las hojas y regresar para escribir la minuta en las oficinas del grupo de rescate Águilas Negras.

Sin embargo, al parecer la gente se desesperó y no confió en este documento ya que había otras quejas hacia los representantes del área de comercio que no dejan vender a otras personas del municipio, por lo que se propuso ir al Palacio Municipal y tomar las instalaciones.

En la explanada del Palacio dialogaron con policías municipales quienes pidieron que les dejaran pasar la patrulla para atender cualquier emergencia. Encendieron una fogata y tocaron las campanas del Palacio Municipal y la de la parroquia para convocar a más gente.

En ese sentido, se pidió a los manifestantes que se unieran para sacar las cajas de despensa que se encontraban en la sala de usos múltiples y se pidió que se le diera prioridad a mujeres.

Cerca de las 20:45 horas, los manifestantes rompieron cristales y entraron a la sala donde sacaron cajas de despensas, además de bolsas con harina, y por la urgencia, fueron cayendo y el producto quedó esparcido en el piso.

Por lo anterior, más gente se fue sumando al saqueo de las despensas a tal grado que otros jóvenes que no formaban parte de la manifestación, presuntamente incitaron a actos violentos, por ello intervino la Secretaría de Seguridad Pública para desalojar a la gente y salvaguardar la integridad de la población, debido a que en el lugar había muchas mujeres y niños.

Hasta el cierre de esta edición el Palacio Municipal quedó bajo resguardo de la SSP, debido a que la comandancia se encuentra en la planta baja, aunado a que se espera de que los manifestantes lleven a cabo un diálogo con las autoridades municipales y en especial con la presidenta municipal, quien no los ha atendido desde que se empezaron a presentar las quejas no solo por la situación del panteón ejidal, sino otras inconformidades hacia servidores públicos.