Divide opiniones fallo de la SCJN

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), rechazó con cuatro votos el despenalizar el aborto, proyecto promovido por el ministro Juan Luis González Alcántara Carranca, resultado que vuelve a dividir opiniones entre la iglesia y los colectivos feministas.

Al respecto Luz María Reyes Huerta, abogada del Colectivo Feminista Cihuatlactolli e integrante de Marea verde, señaló que no es un resolutivo definitivo, pues solo fue desechado el proyecto, por lo que se espera que en la próxima sesión se tengan mejores resultados.

Señaló que este tema sigue sin resolver, por lo que el hecho de que la SCJN haya rechazado un proyecto no significa que hasta ahí quedó todo, pues será turnado, sin embargo lo benéfico de la situación es que no hubo desecho el despenalizar el aborto, aunque se le dio más largas al asunto, sin duda un día tendrá que terminar el resolutivo definitivo.

A través de un comunicado emitido por Laila Álvarez de Escudero, directora de PROVIDA ORIZABA y el párroco Helkyn Enríquez Báez, asesor diocesano de la Dimensión Vida, expusieron que el rechazo de la Suprema Corte de Justicia sobre el proyecto que pretendía abrir la posibilidad de despenalizar el aborto en todo el país, donde cuatro de los cinco ministros votaron en contra, es un resultado donde triunfó la vida.

“Reconocemos el esfuerzo que legisladores locales y federales tuvieron para defender la causa de la vida. Valoramos la actitud de los ministros que, en estricto apego a la razón y la ley, han votado de modo congruente a favor de

un derecho inalienable como lo es la vida”.

El documento hace remembranzas que la Constitución Federal, y los tratados internacionales que ratifica, reconocen el derecho a la vida desde la concepción. Al Estado le toca salvaguardar y garantizar la vida, no disponer de ella.

“Agradecemos la solidaridad de todas las mujeres y hombres de buena voluntad que se han sumado a la causa manifestándose en redes sociales y campañas de oración. En tiempos donde la vida es vulnerada por la violencia y la pandemia, esta decisión a favor de la vida alienta nuestra esperanza en un mundo más humano y a favor del bien común”.