El inicio del final

Toque de
Sacrificio

El inicio
del final

Gabriel Quintana

Sólo fue cuestión de una semana de temporada regular, para darnos cuenta que aún no estamos listos. Sí, sólo se disputaron tres encuentros o en algunos casos cuatro duelos, para que las Grandes Ligas frenarán un par de compromisos (Marlins-Orioles y Yankees-Phillies) argumentando que había un contagio masivo en el que estaban involucrados al menos 13 jugadores.
Todos los que disfrutamos de este bello deporte nos generó mucho ilusión el poder observar la televisión y disfrutar de tres horas del deporte rey durante el confinamiento. Pero la realidad es que el observar los parques sin aficionados, equipos parchados y el ver a la gran mayoría de los peloteros fuera de ritmo, ha generado un sabor insípido de este gris 2020.
En las siguientes horas el comisionado Rob Manfred tendrá la última palabra para frenar o continuar con la temporada, aunque el panorama no luce nada alentador, tomando en cuenta que los Marlines poseen a 13 integrantes de su organización con el virus activo. Se prevé que el brote se pudo haber ocasionado en Filadelfia, cuando los Marlines visitaron precisamente a los Phillies.
Será complicado que las Grandes Ligas puedan funcionar como tal sin una o dos organizaciones, en este caso Marlines y Phillies, ya que se había armado el calendario para que precisamente cada equipo disputara al menos 60 encuentros. Una de las opciones que ya se baraja es que las ausencias de los Marlines que tardarán al menos 15 días en ser reactivados, es que sus puestos sean ocupados por jugadores de las Ligas Menores.
La realidad es que existe una gran incertidumbre de lo que sucederá en esta campaña donde todos han sido lastimados de alguna forma, los aficionados sin uno de sus mayores pasatiempos, las organizaciones con grandes pérdidas económicas y los jugadores sin poder llevar a cabo en el terreno de juego lo que tanto disfrutan.
Son tiempos de reflexión a todos los niveles. Nadie está exento de no enfermarse sin importar el puesto que desempeñen en las organizaciones. Por ello jugadores como David Price (actual lanzador de los Dodgers) optó por no competir en este 2020, por el temor de ser contagiado. El no escatimó en lanzar diversos comentarios que de que existen mucho más intereses de por medio que la integridad de los jugadores y que la MLB lo único que busca es recuperar lo mucho que han perdido las arcas de las Grandes Ligas.