Fallece niña por explosión

AVC Noticias

Poza Rica.- La explosión de un ducto de Pemex en el asentamiento irregular La Barita cobró la vida de la menor Zoé Alejandra, de apenas tres años de edad, quien no logró sobrevivir a las quemaduras y lesiones que sufrió la mañana del pasado lunes, cuando las llamas alcanzaron a su padrastro y madre, ésta última aún con vida.
La vivienda de la familia de Zoé se encontraba ubicada dentro de los terrenos de Petróleos Mexicanos, bajo los cuales atraviesan ductos de gas; ella vivía junto con otras 100 familias que ocuparon el terreno con la promesa de tener un patrimonio, aunque fuera en un predio de alto riesgo y propiedad de la paraestatal.
Ayer por la mañana se confirmó el deceso de la menor, quien es la segunda víctima mortal de la explosión, pues el pasado martes falleció su padrastro, Servando Cruz Vega.
Zoé Alejandra y su madre fueron trasladadas al puerto de Veracruz para una atención más especializada, aunque se buscó movilizar a la menor al Hospital Shriners (especialista en niños quemados) en la ciudad de Galveston, Texas, no fue posible por el riesgo que representaba.
Ana Gabriela, de 25 años, madre de la menor, continua hospitalizada en Veracruz y su estado de salud se reporta como delicado; mientras que otra mujer lesionada se encuentra en un hospital de Xalapa en recuperación.

Sin responsables
Hasta el momento no se ha dado a conocer el dictamen de Pemex sobre la causa de la explosión, ni tampoco hay personas requeridas por la autoridad como responsables de este hecho que ya cobró la vida de dos personas.
Mientras tanto, en el terreno de la empresa aún continúan asentadas las familias que habitan de manera irregular, mientras que los líderes que encabezan la invasión no han dado la cara, e incluso la familia de las víctimas enfrenta dificultades para cubrir los gastos funerarios.