Sharon Stone sufrió acoso

Agencias
Sharon Stone dio a conocer que vivió uno de los momentos más incómodos al momento de filmar su primera película y recalcó la importancia de los coordinadores de intimidad, los cuales no existían en los años 80.
En una entrevista con The Independent, la también modelo reveló que durante la filmación de una cinta, uno de los actores realizó un comentario que la hizo sentir muy expuesta por no contar con un espacio privado.
“No tenían en esos días (coordinadores de intimidad). Cuando hice mi primera película, que fue ”Diferencias Irreconciliables“, tenía una escena de desnudo. Y había como un millón de personas en el set. Me quito el brasier y un actor grita ‘¿Podrían hacerse a un lado? No puedo verlelos senos’”.
La actriz de 62 años comentó que se sintió muy mal con el comentario y lamentó que no hubiera en esa época un movimiento como el #MeToo para denunciar a los acosadores.
“Yo estaba muy aterrorizada. ¿Has sentido lo que es escuchar el latido de tu corazón en los oídos? Eso era todo lo que podía escuchar”.

Otra anécdota
No es la primera vez que la protagonista de cintas como “Casino” y “The Muse” se manifiesta en contra del acoso en los rodajes de películas.
El 7 de noviembre del 2019, Stone recibió el premio a la Mujer del Año y dio un discurso donde contó que fue engañada por el director Paul Verhoeven para realizar la escena de cruce de piernas en “Bajos Instintos”.
“Hace unos años estaba sentada en el estudio de sonido y el director dijo ‘Pásame tu pantaleta porque se ven en la escena y no deberías tener pantaletas, pero no veremos nada’. Y dije ‘Claro’. No sabía que este momento cambiaría mi vida. Todos y cada uno de ustedes tendrán un momento como el mío en el que sus vidas cambiaran. Podrías estar al tanto de cuando está sucediendoo cuando no, pero les aseguro que tendrán un momento así”.

Entérate

Un coordinador de intimidad hace que los artistas se sientan cómodos en el set de filmación mientras filman escenas sexuales que incluyan intimidad o desnudos.
De acuerdo con el Sindicato de Actores de Cine y la Federación Americana de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA, por sus siglas en inglés), este nuevo personaje es un“defensor, un enlace entre actores y producción, y un entrenador de movimiento y/o coreógrafo con respecto a la desnudez y el sexo simulado y otras escenas íntimas e hiperexpuestas”.
Así, cualquier queja de los actores durante el rodaje de las películas podrá ser canalizada por el “coordinador de intimidad”, quien en todo momento vigilará que los artistas se adhieran “a los protocolos de seguridad adecuados”; también puede ser solicitado por el director para que los movimientos mejoren su “credibilidad”.
El papel de los coordinadores de intimidad en series y películas ha crecido recientemente impulsado por el movimiento #MeToo, que llevó a la industria audiovisual a reflexionar sobre los abusos y agresiones sexuales que se dan detrás pero también delante de las cámaras.