‘Estalla‘ Kim Kardashian contra Kanye West

Agencias
Kanye West está fuera de control, o al menos así lo ve la socialité Kim Kardashian y el clan Kardashian tras el polémico primer discurso de Kanye West en su camino a postularse como presidente del gobierno de los Estados Unidos.
La situación es tan límite que Kim Kardashian ha animado a su marido a ponerse en manos de un especialista después de que, el pasado domingo, Kanye protagonizara su primer acto de campaña, después de anunciar a bombo y platillo su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos.
West, pasaba por alto su reciente recaída del trastorno bipolar que sufre hace años, y seguía adelante con sus planes electorales presentándose frente a sus seguidores en un primer encuentro que no ha parado de generar titulares en la prensa internacional.
Ataviado con un chaleco antibalas en el que aparecía la palabra “seguridad”, la estrella pronunciaba un polémico discurso plagado de mensajes incoherentes e incluso relataba acontecimientos íntimos del seno de su familia para justificar posturas ante temas tan controvertidos como el aborto. Precisamente, en el momento de tratar este asunto, el intérprete rompía a llorar sacando a la luz un episodio desconocido en su matrimonio con Kim. Según desvelaba, su padre quiso interrumpir el embarazo de su madre cuando le iba a tener a él y, en su día, el habría hecho lo propio con su primera hija North West. “Casi mato a mi hija”, afirmaba abatido.
Su impactante testimonio no quedaba ahí y contaba con todo lujo de detalle como Kim llegó a tener las pastillas en la mano “para abortar” pero que finalmente Dios, como relataba, lo inspiró para tener a su hijo: “En los primeros meses hablamos de que ella no tuviera al niño. Luego, estando en el apartamento de París, el mismo donde después robaron a Kim, tenía mi ordenador abierto con todas mis ideas sobre la línea de calzado, la portada de mi trabajo musical y la pantalla se puso en blanco y negro. Llame a mi chica y le dije que íbamos a tener a ese bebé”.
El relato caía como una jarra de agua fría en Kim hasta el punto de que, como revelaba a la revista People una fuente cercana al clan, la socialité se encontraría a punto de explotar: “Está furiosa porque su marido ha compartido algo sumamente privado”. Al parecer, la empresaria beauty temería por la integridad emocional de sus hijos: North, de siete años, Saint, de cuatro, Chicago, de dos y Psalm, de uno, ya que, como asegura esta misma fuente, “Kim ama a sus hijos y solo quiere protegerlos”.

¿En crisis?
La actitud de Kanye West estarían derivando en una profunda crisis dentro del matrimonio entre el rapero y Kim Kardashian: “Las cosas se están desmoronando entre los dos. Todo ha sucedido muy rápidamente”. La brecha entre ambos es tal que la estrella de televisión habría intentado poner a su marido en manos de un especialista animándole a ingresar en un centro psiquiátrico, como se asegura en el portal TMZ, algo que podría haber molestado sobremanera al ganador de 21 Grammys.
El equipo de West está convencido de que estos vaivenes del artista son debidos a su recaída. Recordemos que ha llegado a afirmar que se plantearía “dar un millón de euros a las mujeres embarazadas para disuadirlas de que no abortaran” o que “disparar pistolas es divertido a veces”. ¿Acabará esta situación con el matrimonio más mediático del momento?