Llaman conciliar en conflicto de Cidosa

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Río Blanco.- Buscar una solución intermedia cuándo dos bienes entran en conflicto, no hay porqué contra ponerse, opinó el párroco del Sagrado Corazón de Jesús, Helkyn Enríquez Báez ante la oposición de deportistas de que se construya una universidad en el Campo Deportivo Cidosa.
Hace una semana, sobre el bulevar de Río Blanco a la altura del Palacio municipal se llevó a cabo el cierre de vialidad y se colocaron dos porterías, esto como protesta a la donación de terreno que hizo el Gobierno del Estado para la construcción de la Universidad de Energías Renovables.
Sobre esta  problemática social, el párroco de Río Blanco reconoció que existen bienes que son necesarios para la comunidad como es la educación, pero también el deporte contribuye a la salud pública.
“La educación, es un factor de desarrollo, pero el deporte es un factor que ayuda en la salud pública, que también puede coadyuvar en la prevención de adicciones y favorecer también la sana convivencia en la comunidad”, expresó.
Desde su punto de vista, aunó que es un espacio que tradicionalmente ha servido a la comunidad para actividades de esparcimiento, y cuenta con las características deportivas, de derrumbarlo, difícilmente se podría construir uno nuevamente, “no hay porqué destruir, no se trata de sumar y no de restar”.
Enríquez Báez, insistió en que se deben buscar en amplios terrenos dentro de la misma demarcación que ayuden al fortalecimiento de la educación en este municipio,, también en otro lugar que esté libre y sin destruir.
“Como decía, no hay porque acabar con este espacio, sino más bien darle una solución alterna”, expresó.
Por lo que aseguró, que a este problema de podría encontrar una solución intermedia para respetar este espacio que los ríoblanquenses defienden como suyo, y lo hacen con razón, puesto que les ha servido a muchas generaciones para el deporte.