Se quejan de agua con piedras y lodo

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Región.- Después de casi un mes de no proporcionar agua a los cultivos de caña, la Unidad de Riego liberó la compuerta ubicada en Ojo Chico y la corriente arrastró lodo, piedras y troncos, esto afectó a cientos de personas que toman el agua directamente del cauce.
Aunque originalmente la corriente se utiliza para el suministro de las siembras de caña ylimón de los municipios de Cuitláhuac, Atoyac, Yanga y Carrillo Puerto, habitantes que viven en las riberas por donde pasa el afluente acostumbran tomar el líquido del canal para uso doméstico, sin embargo ayer no fue posible ya que se encontraba turbia y con malos olores.
“Esta en muy malas condiciones el agua, no podemos usarla para bañarnos ni para la cocina, para el campo no hay problema, no queremos enfermarnos esto pasa cuando cierran las presas y el agua queda almacenada por buen tiempo y después abren las compuertas arrastra todo lo que encuentra a su paso”, señaló un vecino de Potrero Nuevo quien dijo que tendrán que esperar un día a que asiente el agua y eliminar los residuos.
Por su parte Tito Vivanco, presidente de la Unidad de Riego, reconoció que este efecto se generó tras el cierre de las compuertas, por unas semanas se dejó se suministra el líquido a los cultivos, sin embargo recordó que el uso del agua que sale del canal es para uso exclusivo del campo y las familias que colocaron sus bombas para extraer el agua se debe a la que el Ayuntamiento no les proporciona el servicio.