“Apoyos a Mipymes son insuficientes”

dav

Raymundo García G.

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

Aún cuando el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática, (INEGI) da a conocer que en nuestro país la mayor parte de la economía la mueven las micros, Pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), las cámaras empresariales argumentan que los apoyos e incentivos hacia estas son insuficientes.

Crédito no alcanzó

El Gobierno federal dio un apoyo del un crédito de 25 mil, pero fue a pocos empresarios y el recurso no fue suficiente, dio a conocer el Presidente de la Camara Nacional de Comercio en Orizaba, Francisco Jiménez Haces.

“Realmente no fue suficiente. Este recurso fue ocupado para pagar, el ISR, parte de la nómina de un mes, la renta, luz y contribuciones realmente en ese sentido no fue suficiente”

Indicó que más del 80% de la economía del país se mueven en las micros, pequeñas y medianas empresas, por lo que les gustaría que el apoyo apoyo para éstas fuera mayor.

Por otra parte consideró que la recaudación de impuestos del Gobierno Federal ha sido la normal, porque a habido recortes de personal y el SAT está trabajando para poder recaudar mayores ingresos, son impuestos que tiene que pagar.

Sin embargo por la contingencia de la pandemia, los empresarios pidieron al Gobierno federal permiso para poder pagar los impuestos a lo largo del año y solo se les dio una prórroga hasta el 30 de junio.

Recursos no son suficientes

El vicepresidente de Canacintra, Octavio Gracián Malpica, dijo que los apoyos que da el Gobierno Federal para las Mipymes evidentemente no son suficientes

“Evidentemente no son suficientes, y menos hoy con las medidas que están tomando a nivel nacional debido a la pandemia del covid-19”, externó.

Y añadió: “Como Cámara estamos analizando la falta de apoyo que debe dar la federación, y en vez de dar esos 25 mil pesos (de créditos) que no sirvieron para nada, por ejemplo en el estado de Veracruz tiene más de 10 años que ha sido una caja chica el impuesto del 3% a la nómina y hasta el día de hoy no sabemos en qué se ocupa ese dinero que estamos pagando los empresarios y que era destinado para una actividad productiva en especial, para apoyar a los emprendedores impulsar el desarrollo económico”, expuso.

Consideró importante que el gobierno del Estado de Veracruz haga una aportación mensual de un salario mínimo por trabajador a todas las empresas que fueron avaladas por el IMSS para recibir el crédito de los $25000 que hasta marzo tenían su plantilla laboral completa, con el objetivo de mantener la planta productiva.

“Hoy en día no vemos cómo se apoya al sector productivo formal en el estado de Veracruz, por lo que es buen momento para que el estado designe los recursos que se tiene y se apoye más que al empresario, a la planta productiva”, dijo.

Por otro lado dijo que la política recaudatorias se ha continuado al pie de la letra y en ese sentido no se ve solidaridad por parte del gobierno federal.

Puede solidarizarse en bajar al 50% los impuestos, por ejemplo el ISR del 32% al 16%; el IVA del 16% al 8%; bajar el costo de la luz que de un respiro a los empresarios,

“No estamos pidiendo nada regalado, pero si una solidaridad que permita al empresario seguir trabajando porque el panorama no pinta bien. La economía se está cayendo y los empresarios continuamos con la misma carga porque los impuestos no disminuyen, el costo de la energía no disminuye, la renta tampoco, lo único que sí disminuye es la actividad económica”, concluyó.

Hay incertidumbre

La situación precaria que enfrentan los microempresarios genera incertidumbre y temores, pues el sostener día a día los negocios genera miedo ante la falta de clientes en estos tiempos, señaló Jose Luis Cruz Montesinos, empresarios orizabeño.

“Cómo empresarios nos echamos algunas deudas, no sólo en el aspecto de obligaciones fiscales, si no que muchos para subsistir normalmente se tienen que hacer esfuerzos e ir a la banca para adquirir créditos y poder comprar producto”, apuntó.

Señaló que como empresarios es muy complicado salir adelante, pues no sé tuvo el apoyo federal ni estatal, y si requieren hacer una renegociación con los pagos de impuestos se enfrentan a varias trabas, que terminan en cierre de negocios.

Fuera de la agenda

“Desgraciadamente los negocios en general, el comercio parece que no están en la agenda del Gobierno Federal, no se si por desconocimiento o por una mala apreciación que se tiene de los negocios desde el Gobierno”, consideró Fernando Mejía Cruz, especialista en contabilidad.

Reconoció que desde hace muchos años la gran mayoría de la economía del país la generan las PyMes, y entre los meses de abril y mayo muchos negocios cerraron de manera definitiva, por lo que la nueva normalidad de enfrentará sin muchas muchas PyMes complicado la actividad económica.

La mayoría de estos negocios, “viven al día” a base de préstamos, y hasta la primera quincena de mayo se detecto bajas en ventas del 60 por ciento y 100 por ciento de las que cerraron en definitiva, a diferenciar de las grandes empresas que tienen grandes accionistas, aportaciones de capital y acceso a créditos bancarios fuertes y suficientes, destacó.

Estás Pequeñas, Medianas y Micro Empresas deben cumplir con gastos fijos, mientras el Gobierno Federal en toda esta temporada ha insistido en qué los empresarios sean solidarios y no despidan trabajadores, sin embargo la nulidad de apoyos y vivir al día y con ventas al 30 por ciento, imposibilita mantener la plantilla laboral, expuso.