De gran ayuda los ventiladores

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

Hasta ayer ediles comisionados de Salud en el Ayuntamiento desconocían cuántos ventiladores le corresponderán a este municipio pero admitieron que en parte obedece a que el Gobierno federal reconoce la problemática que se tiene en este lugar por la pandemia ya que los hospitales del IMSS y los regionales Yanga y el de Río Blanco trabajan a más de 70 por ciento de su capacidad y en temas graves, han tenido que canalizar pacientes que requieren intubación hasta Poza Rica.
La regidora cuarta, Cecilia Serrano Soval, expuso que el hecho de que se trate de ventiladores de manufactura mexicana garantiza el fortalecimiento del industria biomédica. Abundó que se debe celebrar este hecho porque son dos tipos de ventiladores: uno que hizo la iniciativa privada donde se disminuyó el 60 por ciento del costo y el otro hecho por el gobierno mexicano.
“Con lo que costaba uno ahora podemos hacer tres y están avalados por Cofepris para el tratamiento de males respiratorios que los pacientes con Covid presentan en estado grave. Puedo decir que mi amigo pediatra, Álvaro Fuentes Gallardo, director del Hospital Regional de Río Blanco, hablábamos precisamente de la necesidad de expandirse; tendrán que ampliar un lugar porque ya es insuficiente el número de camas y ventiladores”, dijo la edil.
En el caso del Hospital General de Córdoba (“Yanga”) en esta ciudad, recordó que sólo cuentan con cinco camas en el área de covid-19 que antes funcionaba como terapia intensiva, con lo cual también tendrán que prepararse para instalar los ventiladores que les lleguen.
El regidor séptimo, Félix Emilio Sacre Luna, coincidió que se trata de una buena noticia. “Es excelente para el sector salud porque obviamente se están preparando para una contingencia mayor. Los números que se están manejando en Córdoba, son de notarse para el secretario de Salud y obviamente tanto el Hospital Córdoba como el del Seguro Social son importante por la gran cantidad de pacientes que atienden de toda la zona cañera”.