Gana Diócesis un intercesor

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Con las cenizas presentes, en la casa donde lo cobijó en sus últimos años de servicio sacerdotal, el padre José Antonino Ameca Rodríguez fue despedido con una misa oficiada por los sacerdotes Eliseo, Hugo Rayón y Abraham García, la cual fue trasmitida para todos los feligreses que lo recuerdan con cariño.
Desde las 10:00 de la mañana se empezó a transmitir las exequias a través de la página de la iglesia de San Miguel Arcángel, donde se colocó los signos de la vestimenta sacerdotal junto con el cirio Pascual y su fotografía; ahí el padre Hugo Rayón lo catalogó como el evangelizador alegre de la Diócesis de Córdoba.
Mientras que el Obispo Eduardo Carmona Ortega, dirigió una palabras de consuelo hacía su familia y la comunidad por la muerte del padre Tony a través de una llamada telefónica.
“El padre Tony (en un video) nos decía que nos cuidemos, que tomemos precaución (por covid), que confiemos en Dios, nos dejó una herencia. Las cuatro veces que platicamos me pareció un hombre bondadoso, gentil, muy alegre, sencillo… un buen sacerdote, y debemos pedir por su eterno descanso…
La Diócesis de Córdoba ha perdido un sacerdote, un hijo, un hermano, un amigo y ha ganado un intercesor en el cielo, un ángel y con San Miguel Arcángel estarán platicando muy a gusto y contentos; y que Dios le de el eterno descanso y a nosotros que nos dé el consuelo, y todos con la advertencia del padre Tony de cuidarnos, de ser precavidos y pidiendo a Dios que termine pronto esta calamidad que nos ha caído que es la epidemia para que pronto recuperemos nuestra vida”, dijo el Obispo.
En la eucaristía, el padre Hugo Rayón lo catálogo como un gran guerrero que no se dejó vencer y que luchó hasta el final, pues dedicó su servicio a la Iglesia católica.
Por último, le dedicaron unas palabras para despedirlo, dijeron que soñaba con ser piloto aviador, pero tenía preparado algo más para él, que era llevar a sus pasajeros mucho más alto que cualquier avión, que era cada una de las parroquias que le tocó conducir.
“En cada parroquia dejó la huella imborrable de la amistad, la huella de la sencillez y confianza, del entusiasmo y la alegría. Le pedimos a Dios que le dé la corona merecida, pues ha peleado hasta el fin el buen combate y concluyó su misión aquí. Nos enseñó a pelear, discutir y seguir juntos trabajando con un mismo corazón”.

DATO
LOS ROSARIOS
Para los feligreses que deseen seguir los rosarios en honor al padre Antonino, todos los días se trasmitirán por el facebook de la iglesia de San Miguel Arcángel a las 7:00 de la noche.